Cómo gestionar bien tus visitas en el hospital tras el parto

Tras dar a luz es habitual que familia y amigos acudan a visitarnos. ¿Sabes cómo organizarlo?

La maternidad es un momento de intensas emociones para la pareja que mima a su recién nacido. Durante este corto periodo, es aconsejable establecer unas sencillas normas para que las visitas de los allegados sean un motivo de placer compartido.

Unas horas después del parto: el núcleo duro

  • Tras el parto, las 12 primeras horas se consagran al descanso y al establecimiento de una nueva intimidad con el bebé. Dedica toda tu atención al recién nacido, junto con su padre y sus hermanos (si el centro hospitalario los acepta).

  • Saborea tranquilamente este bonito paréntesis. Algunas madres necesitan dormir y, al despertarse, tras tomar un tentempié, pueden aprovechar para darse una ducha. A las coquetas les gusta maquillarse y peinarse para hacerse las primeras fotos.

  • Transcurridas estas primeras horas, puedes recibir una breve visita de tus padres y tus suegros. Si te sientes cansada, diles simplemente que te alegras mucho de verles, pero que aún necesitas recuperarte. 

Las visitas de familiares y amigos 

  • En el mensaje que envíes para anunciar el nacimiento del bebé, indica la hora ideal para que pasen a verte tus hermanos y amigos. Mentaliza a tus allegados con mano izquierda: sus vistas te proporcionarán una gran alegría si tienen lugar en un ambiente tranquilo y no duran mucho, una media hora más o menos.

  • Si ya durante el embarazo estás convencida de que no vas a querer que te vayan a visitar al hospital, prepara a tus allegados y diles que te encantará recibirlos cuando estés de vuelta en casa. 

  • ¿No te atreves a manifestar tus deseos mientras estás en el hospital y las visitas son continuas? Pide ayuda a las matronas o a las enfermeras. Ellas saben perfectamente cómo manejar esta situación. 

Las recomendaciones del cuerpo médico

Generalmente, las visitas a las maternidades se autorizan por las tardes. También se recomienda que tengan lugar el cuarto día. Los dos primeros días, la madre y el bebé descansan. Es el momento de empezar a amamantar o a dar el biberón al recién nacido. El tercer día, puedes sentirte oprimida por el baby blues, porque sufres una caída de las hormonas. Las mujeres permanecen de media 3 o 4 días en la maternidad. Las que han dado a luz por cesárea se quedan una media de 5 días. De modo que las visitas no suelen tener lugar en el momento ideal para la madre. 

Las visitas después de la maternidad 

Dado que las madres pasan poco tiempo hospitalizadas, ha surgido una tendencia nueva. Hoy en día, las visitas a la maternidad se circunscriben al círculo más íntimo. Y, en cuanto la madre y el bebé salen del centro, los amigos organizan una agradable merienda para celebrar juntos el regreso a casa de toda la familia.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Elegir hospital o maternidad para el embarazo

    Elegir hospital o maternidad para el embarazo

  • El papel de los abuelos tras el parto

    El papel de los abuelos tras el parto

  • Estancia en el hospital tras el parto

    Disfruta los primeros días con el bebé

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!