7 señales que demuestran que tu hijo necesita más cariño

¿Cómo saber si los niños están faltos de afecto?

En la sociedad actual muchos padres se ven obligados a pasar gran parte del día trabajando, por lo que se reduce el tiempo para encontrarse sus hijos. Como resultado, a veces enfocamos en lo material lo que no podemos dar desde el plano afectivo-emocional diariamente, no obstante ya sabemos que ningún juguete puede suplir el cariño y la atención de los padres.

Además, son muchos los niños que pasan muchas horas delante del televisor o con los videojuegos y no están disfrutando de ese cariño e incluso, nosotros vivimos inmersos en las redes sociales sin darnos cuenta y nuestros hijos pueden que estén demandando nuestro tiempo compartido con ellos, ¿estamos atentos para interpretar sus señales?

La importancia del cariño para los niños 

El cariño es una emoción que se manifiesta por el buen afecto o inclinación de amor que se siente hacia alguien o algo. Puede ser hacia una persona determinada, o bien hacia un animal, planta, objeto… en todo caso las personas necesitamos mostrar y recibir ese cariño que implica afecto, cercanía, seguridad o pertenencia. Nos sirve también como escudo frente a las adversidades, llena un rincón del alma que amortigua las malas experiencias y sensaciones y que ayuda al individuo para su crecimiento personal, lo fortalece para afrontar las situaciones adversas. Sus símbolos: “El abrazo”, “el beso” y “la caricia”

  Beneficios de ser cariñoso y de sentir cariño:

  • Aparece la sonrisa: sonreír no cuesta nada y sin embargo hace más fácil las relaciones entre las personas, supone un acto de atención y de consideración hacia los demás. La persona que sonríe y aquella a quien se sonríe generalmente sienten una mayor relajación que ante situaciones en las que predominan los gestos más serios.

  • Somos más sinceros con lo que sentimos: cuando lo necesitamos, pedimos afecto, así nos sentimos verdaderamente aceptados y comprendidos y podemos llegar a reconocer sin brusquedad nuestras equivocaciones.

  • Nos interesa la opinión de los demás: saber dar pero también saber recibir de los demás es una manera de mostrarles aprecio. Cuando hablamos con los demás y les escuchamos, nos enriquecemos con sus experiencias y les hacemos sentirse importantes, igual que cuando nos escuchan a nosotros.

  • Nos reservamos un tiempo para las caricias y para valorarnos mutuamente, acostumbrándonos a ese intercambio tan importante en nuestro día a día en nuestro entorno personal.

  • Recordamos que cualquier ocasión es buena para intercambiar una amable interacción.

  • Consideramos que los problemas y los conflictos son un reto para nuestra superación personal, que podemos compartir con quienes nos quieren.

  • Sabernos queridos nos ayuda a trabajar y a jugar cuando estamos solos, sin angustia.

Señales que nos indican la necesidad de cariño en los niños

La falta de amor y cariño puede tener consecuencias negativas para el desarrollo y educación de nuestros hijos. Cada niño es diferente y reacciona de manera distinta a una situación de carencia afectiva… Algunos pueden recluirse en su mundo interior y volverse miedosos y tímidos pero otros pueden expresar su incomodidad a través de la ira y la agresividad…  Es importante que nos fijemos en aquellos indicativos que muestran la necesidad de atención afectiva

  1. Miedo al abandono. El niño puede desarrollar ciertos miedos y fobias pensando que no es importante ni único para sus padres.
  2. Tristeza. El niño se muestra apático, a veces enfadado o irascible… con el tiempo puede llegar a padecer cierta depresión.
  3. Desconfianza hacia la mayoría de las personas, se trata de niños a los que les cuesta confiar en los demás.
  4. Cambios bruscos de conducta y vulnerabilidad emocional.
  5. Llamadas de atención y cierto grado de ansiedad acompañadas de carencias en habilidades sociales.
  6. Bajo rendimiento escolar. El niño siente que no importa a nadie, por lo que tampoco importan sus estudios.
  7. Dificultades a la hora de expresar sus sentimientos. El niño utiliza un lenguaje negativo, dramático o demasiado pobre para su edad en ocasiones… se siente defraudado y derrotado, no puede hablar de lo que siente de manera asertiva.

Recibir muestras de afecto es fundamental para un desarrollo integral de la personalidad y también para una adecuada maduración cerebral y progreso neuronal completo. Si existen carencias afectivas, aparecerá una hipersensibilidad exacerbada, una inmadurez emocional y una personalidad insegura caracterizada por el individualismo.

Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com
 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios (3)

06 nov 2019 23:06 maria

temas muy interesantes
quisiera preguntar si también funcionan con pre adolescentes

06 nov 2019 15:48 Verónica

Muy buenos consejos

06 nov 2019 13:54 Alfredo Molina Ruiz

Quiero felicitarlos por la hermosa información que brindan en los correos que envían, y que puede servir para muchas cosas, que al final se resume al beneficio que podemos darles a los niños. GRACIAS GRACIAS.