Consejos útiles para que los niños aprendan a montar en bicicleta

Ideas para que tu hijo aprenda a montar en bici sin agobios ni enfados

Montar en bicicletaes uno de esos aprendizajes que se suelen realizar en la infancia y que aporta un sinfín de buenos ratos, bien solo, bien con amigos. 

Por regla general, solemos ser los padres los que ayudamos a nuestros hijos a realizar este aprendizaje y, para que puedas hacerlo sin enfadarte o agobiar a tu hijo, toma nota de estos consejos para que los niños aprendan a montar en bicicleta.

Trucos para que tus hijos aprendan a montar en bicicleta

consejos para montar en bicicleta en la infancia

Realiza una enseñanza paso a paso

Si tu hijo no ha adquirido equilibrio sobre la bicicleta, es complicado que maneje una con marchas o que sea mucho mayor de su tamaño. De hecho, los niños entre 2 y 4 años, aprenden una habilidad motora cada vez. De esta manera, para los más pequeñines, son muy útiles las bicicletas que solo tienen dirección y no pedales. Son bicis en las que adquirirá el concepto de equilibrio, algo muy importante para lograr este aprendizaje.

Además, las bicicletas sin pedales les permiten aprender a su ritmo, sin que nadie les empuje o les esté dirigiendo "pedalea más fuerte", "mira hacia delante", "no dejes de dar pedales". Todas estas órdenes pueden confundir al niño, mientras que una bici sin pedales, les permite avanzar poco a poco, sin la ayuda de un adulto. Son bicis que permiten estar sobre la bicicleta sin caerse, primero caminar con ella y, cuando se adquiere seguridad, impulsarse y correr.

Compra una bicicleta adecuada al tamaño del niño

Asegúrate que la bicicleta que va a montar tu hijo es adecuada a su tamaño, de lo contrario, es fácil que se caiga y esto, minará su confianza y se frustrará. Debe tener estabilidad sobre la bici, ha de llegar con los pies al suelo, debe poder alcanzar sin esfuerzo el manillar y, si tiene frenos, ha de poder activarlos sin esfuerzo. Además siempre ha de llevar casco y ropa adecuada para minimizar el daño si pierde el equilibrio y se cae. Los niños pueden tomar miedo si ven que se han hecho alguna heriday más aun, si sangran. 

A medida que tu hijo comience a montar en bicicleta con más confianza, será hora de revisar la altura del sillín. Es es posible que lo haya tenido un poco más bajo de lo aconsejable durante el período de aprendizaje, pero cuando pueda manejarse mejor, es momento para elevarlo a la posición optima, que suele ser a la altura de la cadera. 

No le transmitas tus miedos

Si cada vez que se sube a la bicicleta comienzas a decirle "te vas a caer", "como te caigas te vas a hacer mucho daño", "ay qué miedo"... el niño le tomará miedoa una afición que puede traerle muchos beneficios. Si bien es cierto que debemos cuidar de que no se hagan daño explicándoles cuáles son los riesgos, por dónde pueden montar y por dónde es peligroso, es preferible que no les gritemos angustiados mientras montan en bicicleta.

Enseña a tu hijo a frenar la bicicleta

Aprende a frenar es fundamental antes de aprender a montar. Es bastante aterrador que un niño se mueva y no sepa cómo detenerse. Si tu hijo ha aprendido o está aprendiendo a andar en una bicicleta sin pedales, probablemente usarán sus pies como forma de frenado. De hecho, es una buena idea, que el niño aprenda a detenerse con los pies, ya que será su reacción inicial durante bastante tiempo: usar los pies cómo sistema de frenado. 

En cuanto a las bicicletas con sistema de freno, es importante animar al niño a usar los frenos de mano tanto como sea posible, así tendrá más control para reducir la velocidad de la bicicleta cuando lo necesite. Para que aprendan, haz que el niño se baje de la bicicleta y camine con ella, con ambas manos en el manillar y pídele que pulse las palancas de freno. De esta forma, aprenderá la sensación de compresión y el resultado de la rapidez con que se detiene la bicicleta. 

Busca una zona segura donde aprender a montar en bicicleta

Una vez que el niño entienda el concepto de frenar y sepa cómo colocarse en una bicicleta, ya está casi listo para su primera lección. Eso sí, es importante que pueda comenzar en un terreno lo más liso posible, sin muchos obstáculos y lejos de otras personas o niños que puedan estar jugando. 

Una vez que esté  más seguro y sepa cómo mantener el equilibrio y pueda frenar, ya estará listo para bajar una pequeña pendiente (preferiblemente de hierba para no derrapar) y así sentir lo que es llevar el control de una bicicleta. 

La seguridad del niño en la bicicleta ante todo

Antes de que tu hijo comience a montar en bicicleta, aun más cuando crea que ya la controla, asegúrate de que lleva el casco bien abrochado y ropa que pueda evitar una abrasión en la piel al caer al suelo. 

Es preferible que monte en zonas y senderos adecuados para este tipo de actividad y siempre mantener la supervisión de lo que hace. Enséñele la importancia de detenerse en los caminos que tengan alguna entrada o salida de coches,explícale que es muy poco probable que un conductor vea pasar una pequeña bicicleta detrás de un automóvil y adviértele sobre toda cuestión relativa a la seguridad vial y las reglas básicas de la carretera. 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!