Entrevista a Josep López Romero

Autor de libros de crecimiento personal y padre de dos hijos adolescentes

"Todos somos aprendices durante toda la vida"

Su última obra, El pequeño libro para mis hijos adolescentes, publicado por la editorial Alienta, es muy especial. El soporte de papel, que recuerda a las agendas de mano del estilo Moleskine: un objeto entrañable. Y el contenido: un pequeño tesoro para recorrer la vida. Ambos conforman una pequeña obra cargada de sabiduría. ¿Cómo logra plasmar tantas ideas que a la mayoría de las personas se nos esfuman del pensamiento sin apenas darnos cuenta?

Bueno, me dedico a escribir, es una cuestión de oficio, de práctica. A mí me sorprende, por ejemplo, cómo mi pareja, que trabaja en la radio, puede hablar cuatro horas seguidas delante de un micrófono sin ponerse nerviosa ni equivocarse.

¿Cómo ve a los adolescentes actuales?

No muy diferentes de los adolescentes de hace un tiempo. La adolescencia es siempre un momento de la vida de búsqueda, de experimentación, de cuestionamiento... Buscan su lugar en el mundo y su propia identidad, como hicimos nosotros. Lo que ha cambiado, fundamentalmente, es su acceso a la información. Por eso nuestro papel como adultos ya no debe ser de transmisores de conocimiento, sino de valores. No serán más felices porque les llenemos la cabeza de datos, sino porque les enseñemos a relacionarse mejor, a ser más empáticos, a mantenerse abiertos al cambio, etc. Ahora bien, para poder enseñárselo primero tenemos que aprenderlo nosotros, los adultos. No podemos darles lo que no tenemos, no podemos enseñarles a tener una buena vida si nosotros no la tenemos.

En su libro toca muchos temas: la vocación, el talento, la riqueza, el éxito, los valores... ¿Cuáles cree que son las piedras angulares para un adolescente?

Ellos están un poco deslumbrados e incluso obsesionados con el éxito y el dinero. Es lo que le llega a través de YouTube, Instagram, etc., y lo que les gustaría tener. Hablo en general, por supuesto, no todos los adolescentes piensan igual ni tienen las mismas aspiraciones. Pero sí es cierto que les llega constantemente un mensaje de que es fácil conseguir éxito y dinero, de que cuelgas cuatro fotos bonitas en Internet y tienes la vida solucionada. Y desprecian el valor del trabajo y del esfuerzo. Esto es peligroso, porque sin trabajo y sin esfuerzo no se llega a ninguna parte. El talento que no va acompañado de trabajo es estéril.

"Nuestro papel como adultos ya no debe ser de transmisores de conocimiento, sino de valores"

El libro no contiene un texto al uso de los manuales de autoayuda. Al estar dirigido a sus propios hijos rezuma autenticidad y sus palabras se convierten en una buena compañía para cualquier persona. ¿Se siente orgulloso del resultado?

Te agradezco tus palabras. La verdad es que es un libro escrito sin mayor pretensión que la de llegar al corazón de mis hijos y acompañarles de alguna forma cuando vuelen solos. Que sientan que sigo estando ahí, por si algún día me necesitan. Cuando acabé de escribirlo imprimí dos copias y les regalé una a cada uno. Mi hijo mayor, que no lee ni los subtítulos de las películas, me escribió un whatsApp al cabo de unas horas diciéndome que le estaba encantando... ¡Fue muy emocionante! Con eso me sentí más que satisfecho. Si además puede servir a otros adolescentes o padres de adolescentes, miel sobre hojuelas.

¿Qué comentarios le han hecho los padres y madres de adolescentes que ya han leído el libro?

El más habitual es que también les ha servido a ellos para plantearse algunas cosas importantes sobre su vida. Y eso me encanta, porque todos somos aprendices durante toda la vida, todos podemos cuestionarnos cosas y mejorar como personas, tengamos la edad que tengamos. Al final, el mundo sólo será mejor si las personas que lo habitamos somos mejores personas. Y siempre estamos a tiempo de hacerlo. Como dice el Dalái Lama: “Sé amable cuando tengas la posibilidad. Siempre tienes esa posibilidad”.

"Sin trabajo y sin esfuerzo no se llega a ninguna parte. El talento que no va acompañado de trabajo es estéril"

En la faja de la cubierta del libro viene el siguiente texto: "Un libro brújula para la aventura de la vida". ¿Cree que este puede ser su mejor libro? ¿Qué sensaciones tiene y qué vibraciones externas recibe?

Pues no lo sé. Yo me veo como una persona que está siempre tratando de aprender, de mejorar. Nunca pienso qué escribiré después, no hay un plan, surge espontáneamente. De momento, con El pequeño libro para mis hijos adolescentes todos los inputs muy positivos, estoy muy feliz.

¿Qué se siente dedicando la vida a ayudar a los otros?

Bueno, no soy una ONG, pero sí he descubierto el placer y la satisfacción que hay en dar. Un buen amigo ha puesto en sus tarjetas de visita: "Dar sin esperar nada a cambio". O sea, en lugar del cargo, ha puesto esa frase. ¡Me encanta! Lo importante no son los cargos, sino lo que haces en la vida.

Eva Frutos Lucas, periodista y Redactora Jefa de Bayard Revistas.
Fo
to
: Luis Malibrán

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Entrevista a Catherine L'Ecuyer

    Entrevista a Catherine L'Ecuyer

  • Entrevista Elisa yuste

    Entrevista a Elisa Yuste

  • Entrevista nando lopez

    Entrevista a Nando López

  • Entrevista a Robert Swartz

    Entrevista a Robert Swartz

  • Entrevista a Alice Incontrada

    Entrevista a Alice Incontrada

  • Hablar adolescentes

    5 pasos para hablar con los adolescentes

  • Comprension adolescente

    Te damos las claves para entender a los adolescentes

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar