5 pasos para hablar con los adolescentes

La búsqueda de la identidad en la adolescencia.

Probablemente la tarea más importante del adolescente es la búsqueda de identidad. Dicha búsqueda puede presentarse de varias formas: desarrollando los propios valores, sintiéndose orgullosos por las realizaciones personales que van consiguiendo y manteniendo relaciones estrechas con otros chicos de la misma edad. Los adolescentes se ven muy influidos por sus iguales, se identifican con el grupo y tienden a hacer lo que la mayoría haga, pues se consideran más capaces que los adultos para comprender la amistad y las cosas importantes de la vida.

En esta etapa se produce con frecuencia una inclinación a intensificar los contactos sociales y a enfrentarse a los progenitores; es la edad de las rebeliones frente a la sociedad, frente a las costumbres y por supuesto frente a los padres; es la edad de las actitudes excéntricas, despreciativas y orgullosas que constituyen un intento de reafirmarse uno mismo frente al medio. Los jóvenes sienten un conflicto constante entre el deseo de ser independientes de sus padres y el darse cuenta de todo lo dependientes que son en realidad. En esta lucha rechazan la ayuda y guía de sus progenitores e ignoran las opiniones de estos, pues las consideran pasadas de moda o irrelevantes y, de manera provocadora, dicen y hacen cosas que suscitarán ofensas en los mayores.

Los sentimientos ambivalentes de los adolescentes son parejos a los sentimientos ambivalentes de sus propios padres, pues se debaten entre el deseo de que sus hijos sean independientes y el deseo de que sigan dependiendo de ellos; pero los jóvenes tratan de encontrar sus propios valores en una sociedad confusa y se preocupan mucho por la autenticidad de las personas a las que tienen como modelos. Por esta razón, si detectan cualquier desviación entre el comportamiento esperado y el comportamiento real de la persona a quien admiran, la acusarán de hipocresía, pues no entienden que a aquellos adultos que pueden haber encontrado sus propios valores les cueste tanto trabajo vivir de acuerdo con ellos.

Los adolescentes necesitan libertad para tomar sus propias decisiones, les gusta conocer la actitud de los padres ante los problemas, pero ellos quieren elaborar sus propias conclusiones y desean ser escuchados, respetados y que se los tome en serio. No obstante, los conflictos intergeneracionales surgen cuando los jóvenes desean hacer cosas para las cuales según sus padres no están preparados. Una vez que padres e hijos alcancen un equilibrio entre lo que está y no está permitido, desaparece este tipo de conflicto.

Varias Identidades del adolescente

Durante los primeros años los adolescentes tienen varias identidades, desarrollo de múltiples “yo”, probando diversos roles y personalidades. Según los expertos encontramos cuatro caminos hacia la IDENTIDAD:

  1. Difusión: Dificultades para cumplir las demandas habituales que hacemos a los adolescentes, p. ej. Completar tareas escolares, pensar lo más conveniente para su futuro…
  2. Identidad Prematura: Los adolescentes aceptan y adoptan roles y costumbres familiares en lugar de explorar alternativas, p. ej. Padre médico=hijo médico…
  3. Identidad Negativa: Desafío, rebeldía. P. ej. Padre o madre maestros o catedráticos, hijo/a se niega a ir a la Universidad…
  4. Moratoria de la Identidad: Pausa en la formación de la identidad. El adolescente se enfrasca en un viaje aventurero, en una misión religiosa…

Cinco pasos para hablar con adolescentes

Según Todd Kestin, coach, padres e hijos hablamos “lenguajes diferentes”. Los adolescentes “no comparten cerebros ni el mismo idioma”, ¿qué hacemos?:

  1. Reconoce la realidad de tu adolescente (desarrolla tu empatía).
  2. Escúchalo/la de manera activa.
  3. Adapta tu perspectiva a su modo de ver las cosas.
  4. Confirma lo que escuchas, él/ella notará tu atención.
  5. Responde con suavidad en el diágologo con los adolescentes.

Frases que los adolescentes “no quieren oír”

  • “Ya te lo dije…"
  • “Porque sí”
  • “Porque lo digo yo"
  • "Porque estás en mi casa…”

Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!

Cerrar