Trucos de madre: aliviar enfermedades del bebé

Cómo aliviar nariz taponada, la conjuntivitis, molestias en los oídos...

La naricita tapada, las vacunas, la salida de los dientes, el ataque de hipo, los cólicos, la cura de los oídos… Descubre los trucos y astucias de las madres para mantener sano a su bebé. Son pequeñas recetas muy eficaces para su bienestar, de los pies a la cabeza.

Para despejar las narices tapadas

“Los días en que a Aurora le cuesta coger el sueño porque tiene la nariz tapada, coloco en el radiador de su habitación un trapo mojado con una gotas de un producto para hacer inhalaciones. Se le despeja la nariz y se duerme sin dificultad”.

Cristina

Gotas directamente en los ojos

“Para curar la conjuntivitis de mi pequeña Rosa, la envuelvo en una toalla. Cuando está bien arropada y no puede patalear en todas direcciones, le pongo unas gotas en los ojos sin problema”.

Tania

Homeopatía práctica

“A menudo se aconseja diluir los gránulos de homeopatía en una cucharita de café de agua, pero no es muy práctico: no se deshacen hasta al cabo de un cuarto de hora y el contenido se puede caer en cualquier momento. Yo uso la pipeta que viene con los jarabes para niños. La abro y meto dentro los gránulos. Una vez cerrada la pipeta, aspiro agua mineral y espero tranquilamente a que los gránulos se deshagan”.

Fanny

Curas de oído no agresivas

“A mi bebé no le gustan las gotas frías en el oído, y menos cuando tiene una otitis. Por eso meto la botella del producto durante unos minutos en el agua tibia de su baño antes de usarlo”.

Sandra

Se acabaron los dedos rojos

“Para curar el trasero de mi bebé con eosina sin mancharme los dedos de rojo, cojo un trozo grande de algodón y uno las cuatro puntas con un pinza de la ropa.. Humedezco el algodón con el producto y lo paso por las nalgas de mi hijo, ¡y solo por ellas! A veces también aplico la eosina con un bastoncito para los oídos. Es un método limpio y económico. Y, para divertir a mi hijo, incluso le hago algunos “tatuajes” sobre la piel”.

Isabel

¿Una vacuna? ¡No hay problema!

“Después de ponerle una vacuna, a veces, al niño le duelen las nalgas. Mi madre me enseñó un truco muy eficaz que utilizo con mi bebé: aplico en el lugar de la inyección un guante de aseo mojado en agua caliente. Inmediatamente, mi hijo se siente mejor”.

Laura

Naricita despejada

“Os voy a revelar un truco que me dio el kinesioterapeuta cuando mi hijo tuvo una bronquiolitis. Si tu bebé respira mal por la noche por culpa de una rinofaringitis, coloca el tendedero en su habitación, con la ropa recién lavada, especialmente con toallas de baño. Así el aire se humidifica y el pequeño respira mejor”.

Carmen

Diversión durante la administración de la vacuna

“En el momento en que el pediatra se dispone a poner una vacuna a Valentin (3 meses), le ofrezco una gasa empapada en agua azucarada. Como está distraído, no reacciona al pinchazo hasta que ya se ha acabado. Por eso se calma enseguida”.

Alejandra

Olvídate del dolor de dientes

“Cuando mi hija tenía 8 meses, le compré un cepillo de dientes adaptado. Como en ese momento le estaban saliendo los dientes, puse un poco de bálsamo dental en el cepillo. Así, mi pequeña, feliz de imitar a mamá, aprendió las buenas costumbres al tiempo que aliviaba sus encías”.

Kelly

Colirio en el rabillo del ojo

“Cuando tengo que ponerle colirio a mi hijo, que es propenso a las conjuntivitis, él cierra sistemáticamente los ojos. Entonces le echo una gota de colirio en el ángulo interno del ojo y luego agito un sonajero delante de él. La curiosidad le puede, abre los ojos y el colirio se extiende por todo el ojo”.

Franca

Curar gota a gota

“Mi bebé es ya suficientemente listo para reconocer la pipeta que contiene el jarabe. En cuanto la ve, cierra los labios. Por eso tengo que engañarlo. Coloco al niño en el cambiador y le doy el chupete. Él abre la boca de par en par y en el segundo en que coge aire para chupar, le echo el medicamento en el chupete, gota a gota”.

Sofía

¡Se acabó el hipo!

“No hay nada más desagradable que ver a tu bebé sacudido por el hipo. Os doy algunos trucos que he probado –y aprobado- siguiendo los consejos de amigas mías que son madres como yo. Empieza por darle simplemente un biberón de agua, puede que la succión detenga el hipo. Si eso no basta, aunque tu pequeño ponga mala cara, intenta ponerle en la lengua una gota de zumo de limón. Es algo que casi siempre funciona. Para los niños más mayores, sustituye el limón por un azucarillo mojado en vinagre”.

Leslie

Brotes dentarios indoloros

“Cuando a mi hija de 10 meses le estaban saliendo los dientes, le aplicaba un gel en las encías. Pero no le gustaba que le metiera los dedos en la boca. Entonces le puse el gel en su anillo de dentición. Ahora lo mastica encantada, se calma y, al final, ella misma extiende el gel”.

Nicolasa

Una bolsa de agua caliente anticólicos

“Como tantos otros bebés, mi hijo padece cólicos. Para aliviarlo, confecciono una bolsa de agua caliente casera y se la pongo en la tripa: caliento agua en un biberón pequeño, de 150 ml, y luego lo meto en un guante de aseo. Unos minutos después de la aplicación, se calma”.

Raquel

Quitar una tirita sin hacer daño

“Mi hija llora cada vez que tengo que quitarle una tirita. Para que no le duela, unos minutos antes de arrancársela, unto la tirita con vaselina. Es mágico, se despega de la piel. ¡Se acabaron los llantos!”.

Celia

© Enfant.com

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Aprender a comer con cuchara

    Trucos para que el bebé acepte la cuchara

  • Dar medicina bebe

    Trucos para darle medicamentos a bebés y niños

  • Aseo del bebé

    10 trucos para el aseo del bebé

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!