¿Cómo evitar el hipo en mi bebé?

Qué es el hipo y cómo remediarlo

¡Hic, hic! Tu bebé tiene hipo a menudo y eso te preocupa. Tranquilízate, es una molestia que no tiene mayor importancia.

¿Cómo aliviar el hipo en mi bebé?

¿Qué es el hipo?

Es una contracción espasmódica del diafragma –el músculo que separa el tórax del abdomen- que se produce cuando se traga demasiado aire. Este fenómeno se observa más a menudo en los lactantes que se alimentan con biberón que en los que toman el pecho.

¿Cómo funciona el hipo?

La glotis se contrae, el aire deja de pasar por la tráquea y las cuerdas vocales emiten el característico “hic”. El bebé sufre espasmos que se producen a mitad y al final de la inspiración.
El hipo es un fenómeno banal y frecuente en los bebés. De hecho, en el vientre de la madre, la mayor parte de los fetos también sufren hipo cuando evacúan, no el aire, sino el líquido amniótico.

A veces, los bebés tienen un pequeño ataque de hipo durante media hora, sin que se sepa por qué ni cómo aparece y desaparece. De hecho, algunos bebés hipan mientras duermen.

Este fenómeno no es doloroso, aunque impresione ver cómo se eleva su vientre.

En conclusión: el hipo no es nada grave.

 ¿Cómo evitar el hipo?

El hipo sobreviene a menudo después de una ingestión demasiado rápida de leche, o debido a una absorción de aire que dilata el estómago del bebé cuando ya está lleno. Por eso es importante que trague la menor cantidad de aire posible mientras mama.

→ Utiliza una tetina antirreflujo. Así podrás controlar la velocidad con la que el flujo de leche llega al estómago de tu hijo. Inclina bien el biberón para que la tetina esté llena de leche y no de aire.

→ Sigue alimentando al bebé aunque tenga hipo, lo que ocurre a menudo. La deglución puede ayudar a detener el ataque.

→ Pero no le fuerces a seguir comiendo con el pretexto de que tiene hipo.

→ Espera a que suelte el eructo, como siempre, después del biberón o mientras come. Coloca al bebé en lo alto de tu hombro y dale golpecitos en la espalda. Al expulsar así el aire de su estómago, puede que el hipo desaparezca.

¿Existen remedios contra el hipo?

Lo mejor es esperar a que desaparezca solo. Pero si el bebé está agobiado por un ataque de hipo prolongado, puedes calmarlo tumbándolo en posición ventral sobre tu brazo y acunándolo suavemente. También puedes pasear con él por la casa para hacerle olvidar el malestar que le produce el hipar. Pero asegúrate de que el paseo no le impide dormirse.

A veces, cuando el ataque se desencadena fuera de las comidas, un poco de agua en el biberón puede ayudarle a superarlo.

Por último, existen productos homeopáticos útiles en caso de ataques de hipo frecuentes. En general se utiliza Teucrium marum 4CH, el más eficaz para el hipo de los lactantes. Pide consejo a tu médico o al farmacéutico para la posología y el modo de administración.

 Safia Amor con Nathalie Colomb-Polo, pediatra.

Enfant

 
Según la creencia popular, si se asusta a una persona que padece hipo, este  desaparece de inmediato. Evidentemente, no es aconsejable utilizar este tipo de remedio con los lactantes. Tampoco debes hacer caso de otras soluciones estrafalarias, y sobre todo peligrosas, como comer un trozo de pan seco, chupar un terrón de azúcar con vinagre o beber un vaso de agua en una posición atípica.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios (1)

20 may 2015 17:00 Joserra

¿Homeopatia?????? ¿Pero todavía pretendemos curar algo con esto? Lo repetiremos una vez más LA HOMEOPATÍA NO CURA. En más de 200 años no han conseguido demostrar que sea más útil que un placebo!! (bueno no del todo, es muy útil para ganar dinero)