Cómo estimular el desarrollo de la personalidad del bebé

Está en tu mano ayudarle a desarrollar su personalidad de los 0 a los 3 años.

¡Buena noticia! Nosotros, los padres, podemos hacer algo para que nuestros hijos sean felices. Pero ese "algo" se va ir construyendo a lo largo de su vida y no hay que confundirlo con la satisfacción de sus placeres inmediatos. Sigue estos 6 puntos clave.

1. Seguridad y amor

Durante los primeros años de vida de tu bebé, y con mayor razón durante sus primeras semanas, tu prioridad ?su prioridad- es la satisfacción de sus necesidades fisiológicas. Comer, dormir, estar limpio, recibir caricias, sentirse rodeado y seguro: todo eso permite que tu chiquitín se sienta bien y que se establezcan las estructuras cerebrales asociadas a las emociones y al placer. Entre las 4.ª y la 8.ª semana, se siente feliz de reconocerte y te sonríe.

2. Pequeñas frustraciones

Para construirse psíquicamente, tu pequeño también tiene que descubrir con suavidad el principio de la realidad. ¿Cómo lo hace? ¿Tu bebé llora en la cuna cuando ya ha comido, está limpio y no está enfermo? Deja que espere unos minutos antes de ir a verle ?o háblale desde lejos-, así, poco a poco, aprenderá que no todos sus pequeños deseos pueden ser satisfechos inmediatamente. ¡Ni siquiera tú puedes!

3. Periodos cortos de soledad

A tu hijo le hace feliz jugar. Con sus manos, con un sonajero, con el móvil que cuelga tiene encima de la cuna... Desde los 4 meses, puedes dejarlo solo durante unos minutos, por ejemplo después de la siesta. Así aprenderá a distraerse sin tu presencia.

4. Actividades autónomas

Hacia los 8 meses, tu bebé empieza a desplazarse. La exploración de su entorno forma parte de su desarrollo. Déjale explorar su habitación o tu sala de estar, eliminando todo peligro en ese entorno, claro. En el parque, deja que suba solo la escalera para que calcule por sí mismo de qué es capaz y desarrolle su seguridad. No le propongas actividades demasiado difíciles que le llevarían al fracaso y le harían perder confianza.

5. La crisis de la oposición

¿Entre los 18 meses y los 2 años, tu hijo dice a todo que "no"? Se opone a ti porque está descubriendo que es una persona con entidad propia. Y quiere decidir por sí mismo. No cedas: necesita descubrir los límites que le impones, lo que está permitido y lo que no lo está. Tú eres su punto de referencia.

Para que pueda expresar su voluntad, puedes darle a escoger cosas sencillas: el color de la camiseta que se va a poner para ir a la guardería o si quiere la compota roja o amarilla.

6. Normas claras

Con crisis de la oposición o sin ella, a tu hijo le gusta respetar las reglas siempre que las comprenda y sean estables. Procura utilizar la forma afirmativa: "puedes hacer esto o lo otro" , es mejor que decirle todo lo que está prohibido.

Cuando le propongas realizar una nueva actividad (un dibujo, un juego, etc.), enséñale cómo se hace, no le dejes que se las apañe solo.

Stéphanie Letellier y Odile Amblard

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Desarrollo psicomotor en bebés y niños

    Desarrollo psicomotor en bebés y niños

  • Desarrollo del bebé

    Desarrollo del bebé

  • Desarrollo del bebé semana a semana

    Desarrollo del bebé semana a semana

  • Las cosquillas en el desarrollo del niño

    Las cosquillas en el desarrollo del niño

  • El desarrollo del habla en los bebés

    El desarrollo del habla en los bebés

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!