Trucos que funcionan para que los niños coman verduras

Las verduras son fundamentales en una dieta sana y equilibrada de nuestros hijos.

Queremos enseñarles a nuestros hijos la importancia de adoptar unos hábitos alimenticios saludables y variados. Lo que aprendan a comer hoy, determinará en gran medida cómo será su alimentación en el futuro y, por tanto, el cuidado de su salud.

Alimentos como las verduras, son elementos fundamentales en una dieta saludable pero... ¡cuánto nos cuesta que nuestros hijos se las coman! En ocasiones puede resultar una auténtica hazaña que se terminen el plato de judías verdes, espinacas o coliflor. ¿Qué podemos hacer? No basta con obligarles a comerlas, queremos ayudarte a que tus hijos descubran el gusto por los vegetales (no por todos, claro, respetaremos que haya preferencias y sabores que realmente no les gusten). Así que, no deseperes, hay que ser constantes y no redirse, toma nota de estas recomendaciones, ¡funcionan!

1. Padres que comen verduras... ¡ricas!

Nuestros hijos hacen lo que ven en muchas ocasiones. Con la comida, la base fundamental es que ellos tengan en su plato lo mismo que tenemos su padres. Todos juntos degustaremos el menú que nos toque a la hora de la comida o de la cena y aprovecharemos para manifestar en voz alta lo ricas que están las verduras. Será mejor hacer hincapié en lo sabrosas que están, que en lo sanas que son. Los niños eligen lo que quieren o no quieren comer en función de si está rico o no, para ellos que algo sea sano, no supone un punto positivo para ese alimento.

2. No más premio / castigo

Seguro que te has hartado de decir eso de "Si te comes las verduras, te doy un helado de postre" o "Si no te lo comes todo, estarás castigado". Es posible que con este tipo de tácticas consigamos cierto resultado inmediato, pero finalmente no estaremos inculdándole a nuestros hijos el placer de comer bien. Mejor intentemos despertar su interés, sin ofrecerle nada inmediato a cambio, ni bueno, ni malo.

3. Comparar alimentos

Si intentamos que nuestros hijos coman las verduras 'con gusto' no pueden ser el único plato en la mesa. Tenemos que ponerle las verduras como primera plato y saber que hay algo más despuést. Pero, ¿el qué? Nunca le pongas de segundo plato, después de las temidas verdudas algo que le guste mucho, porque entonces las verduras no tendrán nada que hacer contra su plato preferido. Sin embargo, si la segunda opción está bien para ellos, pero tampoco es maravillosa, la perspectiva de comerse las verdudas resultará más atractiva.

4. Verduras divertidas

Los colores, texturas y formas de las verduras pueden darnos mucho juego a la hora de presentar nuestros platos ante nuestros hijos. Intentamos darle un toque original y divertido aprovechando sus colores para que no tengan la sensación de estar ante un plato que a la vista les genere rechazo. Además, puedes aprovechar a añadirle a sus platos de verduras salsas o acompañamientos que disimulen un poco el sabor fuerte de algunos vegetales.

5. Bendita paciencia

No desesperes, con estos cosnejos su placer por las verduras se irá despertando pero no tienes que perder la paciencia. Mucha paciencia. 

Patricia L. González
Redacción Conmishijos.com

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Trucos para que los niños coman pescado

    Trucos para que los niños coman pescado

  • La mejor alimentación para un niño celíaco

    La mejor alimentación para un niño celíaco

  • Alimentación del niño de los 3 a los 14 años

    Alimentación del niño de los 3 a los 14 años

  • Alimentación y adolescencia

    Alimentación y adolescencia

  • Ahorrar comida

    Siete trucos para evitar el despilfarro de comida

  • Bebe jugar comida

    Mi hijo juega con la comida

  • Despertar el placer de comer en el niño

    Despertar el placer de comer en el niño

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!