Por qué las arañas tejen su tela en forma de Sol. Leyenda americana para niños

Cuentos populares americanos para leer con tus hijos

Las leyendas son relatos en los que se presentan una serie de hechos que mezclan lo real y lo fantástico. Hasta nuestros días han llegado leyendas que se han transmitido de forma oral de generación en generación desde hace siglos, variando sustancialmente el los datos y detalles, según quien la cuente.

Todas las culturas ancestrales tienen sus propias leyendas, como esta que te presentamos, una leyenda americana para niños que trata de explicar por qué las arañas tejen su tela en forma de Sol.

Leer +: Cuentos populares de los indios americanos

Leyenda americana: ¿Por qué las arañas tejen la tela con forma de un Sol?

Por qué las arañas tejen su tela en forma de Sol. Leyenda americana para niños

Cuenta una antigua leyenda americana que, al principio de los tiempos, en América, las personas y los animales vivían en la más absoluta oscuridad. Daba igual que fuese de día o de noche, porque aquel extenso territorio se encontraba siempre bajo una inmensa sombra.

Un día, las personas y los animales se reunieron para ver qué podían hacer para solucionar aquella situación.

El tucán fue el primero en hablar:

- Queridos amigos, así no podemos seguir. Todo aquí es tan triste... En cambio, las aves hemos visto desde el aire que al otro lado del mundo hay luz, una hermosa luz que procede de un astro llamado Sol.

El buitre tomó la palabra tras el tucán:

-Yo puedo volar hasta el Sol y traer un pedacito de ese astro. El buitre levantó el vuelo y se alejó. Cuando llegó a su destino, cogió algunos rayos, los colocó sobre su cabeza e inició el camino de vuelta. Sin embargo, al posarse de nuevo en la tierra, la luz se le había perdido en el camino y además, tenía las plumas chamuscadas.

Ante este panorama, todos se quedaron muy tristes. Pero en ese momento, la liebre se propuso voluntaria:

- Si os parece bien, ahora iré yo. Como soy tan rápida, no tardaré mucho en llegar hasta el sol.

Y el veloz animal echó a correr en busca del astro luminoso. Cogió unos cuantos rayos, los escondió entre su pelaje y, a la carrera, regresó a su lugar de origen. Creía que lo había conseguido, pero los demás animales la miraban asombrados. Traía la cola chamuscada y también había perdido la luz por el camino.

Los animales empezaron a darse por vencidos. ¡Parecía imposible cambiar su forma de vida y tener un mundo con luz!

En esas estaban cuando se oyó la voz de una anciana araña.

- Ahora iré yo - dijo el animal.

La araña modeló un pequeño cuenco de arcilla y se puso en camino, a la vez que tejía una enorme tela en su camino hacia el Sol. Cuando llegó junto al astro, la araña alargó sus patitas, se hizo con varios rayos, los depositó en el recipiente de barro y, a continuación, empezó a desandar el camino por la tela que había tejido.

Un buen rato después, la anciana araña llegó a su tierra con un cuenco resplandeciente, lleno de una poderosa luz que, para alegría de todos sus vecinos, se extendió por aquella inmensa parte del mundo.

Dice la leyenda que, desde entonces, las arañas tejen los hilos de su brillante tela con la forma del Sol y de sus rayos, en recuerdo del astro que les proporcionó la luz que tanto habían ansiado.

Y colorín colorado... ¡esta leyenda se ha terminado!

Ejercicios de comprensión lectora sobre la leyenda americana Por que las arañas tejen su tela en forma de Sol

1. ¿Qué problema tenían las personas y los animales de América hace cientos de años según esta leyenda? 

2. ¿Qué tres animales fueron en busca de los rayos del Sol? ¿Qué les ocurrió a cada uno?

3. La araña ideó otro plan para capturar la luz del sol, ¿cuál?

4. ¿Qué forma tienen las telarañas según esta leyenda americana?

5. ¿Qué ocurriría en la Tierra si no hubiera sol? Imagina y explica cuál sería el panorama. 

 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!