El viento del norte y el sol. Fábulas cortas para leer con tus hijos

Cuentos con moraleja sobre la importancia de razonar frente a emplear la fuerza

Esopo es uno de los más famosos fabulistas de todos los tiempos, aunque hay quien opina que puede ser una figura literaria que nunca llegó a existir. Sea como fuere, hay docenas de relatos cortos con moraleja que se le atribuyen, uno de ellos es este cuento titulado El viento el norte y el sol.

Esta fábula corta transmite un mensaje que se resume en el refrán popular: más vale maña que fuerza, es decir, es preferible razonar y emplear la lógica, que dar rienda suelta a la violencia y la fuerza.

Fábulas sobre la importancia de razonar: El viento del norte y el sol

 Fábulas sobre la importancia de razonar

El viento del norte era muy presumido y siempre alardeaba frente al sol de ser muy fuerte:

- Puedo derribar árboles, hacer volar casas por los aires y levantar tractores como si fueran briznas de paja. Nadie puede aguantar mi fuerza. Todos deben doblegarse cuando soplo con fuerza.

- ¿Eso es ser fuerte? La realidad es que hay otras muchas maneras de ser fuerte. Te lo voy a demostrar, ¿ves a ese hombre que se acerca por el camino? Hagamos una sencilla prueba. El que logre de los dos quitarle la capa que lleva, será el más fuerte.

- ¡Qué sencillo, es pan comido!, dijo el viento del norte.

- Te cedo el puesto, puedes comenzar tú a probar tu fuerza.

El sol, se escondió tras una nube y el viento del norte comenzó a soplar. Sopló alrededor del viajero que comenzó a tener problemas para caminar ya que el viento le empujaba y levantaba su capa por los aires. El viento siguió soplando y el hombre agarró su sombreropara que no saliera disparado, hubo un momento que la capa revoloteó por encima del hombre y parecía que iba a salírsele de los brazos, pero aquel hombre, dejó de sujetar su gorro y ajustó bien la capa.

Pese al fuerte viento, continuó su camino encorvado para hacer frente a la fuerza del viento. Cuanto más soplaba el viento del norte, más ajustaba el hombre su capa. Y, tras muchos intentos, el viento del norte desistió y le cedió el turno al sol.

- Va a ser rápido, ¿quieres verlo?, dijo el sol confiado, y entonces salió de detrás de la nube y comenzó a brillar fuerte en el cielo.

El hombre, se enderezó y en unos segundos, comenzó a sentir mucho calor, el sol parecía estar justo encima de él dándole calor y, en unos minutos no soportó más el sofoco y se desprendió de la capa para no sudar tanto.

El viento del norte, se marchó resoplando enfadado, y el sol, feliz, siguió brillando en el cielo.

Moraleja: la persuasión y el razonamiento es mucho mejor que la fuerza y la violencia.

¿Qué aprendemos con esta fábula?

Te invitamos a que sean los niños quienes extraigan su propia moraleja de esta fábula, para ayudarles puedes realizarles las siguientes preguntas:

- ¿Cuál era la cualidad de la que presumía el viento?

- ¿Por qué crees que el hombre agarraba más la capa cuánto más viento hacía?

- ¿Cómo consiguió vencer el sol al viento del norte?

- ¿Qué crees que se puee apernder de este cuento corto?

Más fábulas para leer con tus hijos

El caballo y el asno: este cuento nos explica cómo cada vez que no ayudas a quien te lo pide, te perjudicas a ti mismo.

La zorra y las uvas: un relato que ayuda a entender que no siempre es fácil entender las derrotas.

La cigarra y la hormiga: una fábula sobre el esfuerzo y el trabajo.

Fábula de La lechera: un cuento corto que nos ayuda a explicar a los niños que la avaricia rompe el saco. 

El león y el mosquito: una fábula que transmite que nadie es invencible.

La zorra y la cigüeñano hagas nunca a los demás lo que no quieres que te hagan a ti.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!