El mosquito y el toro. Fábula de Esopo para niños sobre la soberbia

Fábula sobre la soberbia para leer con tus hijos.

Esopo fue un fabulista griego al que se le atribuye una colección de historias conocidas como Fábulas de Esopo y, aunque la propia historia de Esopo es el resultado de mitos, se cree que fue un esclavo de Frigia que vivió alrededor del año 600 a. C.

Esopo vivió en la corte del rey Creso de Lidia, después de haber servido como esclavo, compartió su sabiduría contando historias que tenían una moraleja o lección. Esta fábula de Esopo para niños, El mosquito y el toro, es uno de los relatos atribuidos a este sabio griego. Un relato corto sobre la soberbia.

Fábula de Esopo: el mosquito y el toro 

El mosquito y el toro. Fábula de Esopo para niños sobre la soberbia

Un mosquito voló sobre el prado con un enorme zumbido para una criatura tan pequeña y se posó en la punta de uno de los cuernos de untoro. Después de haber descansado un rato, se preparó para volar. Pero antes de irse le pidió perdón al toro por haber usado su cuerno como lugar de descanso.

- "Debes estar muy contento de que me vaya ahora", dijo.

- "Me da lo mismo", respondió el toro. "Ni siquiera sabía que estabas allí".

Moraleja: A menudo somos más importantes a nuestros propios ojos que a los ojos de los demás. Cuanto más ignorantes somos y más soberbios, mayor es la presunción.

¿Qué es la soberbia? Explicación sencilla para niños

La arrogancia o soberbia se caracteriza por tener un sentido exagerado de nuestras capacidades o de lo importante que somos. De hecho, las personas arrogantes a menudo creen que no tienen nada que aprender de los demás, siempre creen llevar razón y piensan que los demás son. inferiores. Por lo tanto, en raras ocasiones escuchan las opiniones de los demás. 

A las personas soberbias también les gusta hablar mucho de sí mismas. Generalente hablan de sus logros, habilidades y capacidades, y con frecuencia ignoran a quienes los rodean. En las reuniones, buscan ser el centro de atención y sueln hacer que los demás se sientan menos importantes.  

Más fábulas para leer con tus hijos

El caballo y el asno: este cuento nos explica cómo cada vez que no ayudas a quien te lo pide, te perjudicas a ti mismo.

El perro del hortelano: la envidia y el egoísmo hace que algunas personas intenten que otros no cumplan sus sueños.

La cigarra y la hormiga: una fábula sobre el esfuerzo y el trabajo.

Fábula de La lechera: un cuento corto que nos ayuda a explicar a los niños que la avaricia rompe el saco. 

El león y el mosquito: una fábula que transmite que nadie es invencible.


La zorra y la cigüeñano hagas nunca a los demás lo que no quieres que te hagan a ti.

No discutas con burrosdiscutir con personas necias que no quieren ver la verdad es una pérdida de tiempo.

 

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!