Menú para bebés de 18 meses: introducción de los alimentos sólidos

Plan de comida para bebés de año y medio

Tu bebé ya tiene 18 meses, ya tiene dientes y molares. Su desarrollo y crecimiento en estos últimos meses ha sido espectacular. Al año y medio ya es capaz de andar, y utiliza sus manos para coger objetos y jugar con ellos. Intenta también comer solo y ya es capaz de discernir los alimentos que le gustan de los que no. Por lo que puede sacarse de la boca algún alimento que no sea de su agrado como protesta. El menú de un bebé de 18 meses es más amplio.

Un menú para un bebé de año y medio (18 meses)

Menú para bebés de 18 meses

Si tu bebé ya ha cumplido 18 meses, es hora de dar nuevos parsos en su alimentación. Ya puede comenzar a comer alimentos en trocitos, como los de algunas frutas. Eso sí, nunca le dejes sin supervisión mientras come, podría atragantarse. Además, puedes seguir estos otros consejos de alimentación para bebés de 18 meses: 

Proponle nuevas recetas: a esta edad, al pequeño le gusta mezclar alimentos conocidos con otros nuevos. Los crujientes le encantan. Es el momento de proponerle harinas con cacao, que le encantarán. Comienzan también a gustarle los quesos, que empezará a probar en pequeños trozos. También puede empezar a probar la tapioca y otros cereales en la papilla de la cena.

Cómo darle la comida: a partir de los 15 meses puede empezar a tomar verduras crudas en pequeñas cantidades, con un chorrito de aceite y limón, finamente cortadas. Ya no hace falta servirle la carne mezclada con el puré, sino cortada en pequeños trocitos. Aunque resulte algo impropio al principio, hay que dejarle toquetear su plato porque le encanta comer con los dedos: poco a poco irá utilizando los cubiertos y, mejor o peor, acabará comiendo casi correctamente.

Atención a los rechazos: el niño está entrando en el periodo, normal, del “no”. No hay que ceder, ni caer en su juego, sustituyendo los alimentos que rechaza por otros. Está comprobado que cuando a un niño se le pone varias veces delante el mismo alimento, en cada ocasión come un poco más del mismo. Por lo tanto, no conviene desistir demasiado pronto con aquellos que no parecen gustarle. Con paciencia y buen humor, conseguiremos que coma de todo.

El menú del bebé de 18 meses

· Desayuno: papilla de cacao o de cereales.

· Comida: verduras crudas de temporada con un chorrito de aceite y limón y entre 40 y 50 g de carne o de pescado, o un huevo entero (dos veces a la semana). El almuerzo también puede consistir en jamón y 200 g de verduras en puré y fruta.

· Merienda: un vaso de leche con galletas; o un yogur o un petit suisse o fruta.

· Cena: 200 g de puré de verduras con fideos.

. Postre: compota o queso o yogur.

Consejos para dar de comer a un bebé de 18 meses

Un menú para un bebé de 18 meses

- Si el niño juega con su comida, es mejor que le dejes... A su edad es algo completamente normal.

- Impedir que entre comidas tome chucherías.

- ¿Te preocupa que coma mucho o insuficiente? Como los adultos, los niños pueden tener mucho o poco apetito. ¿Por qué vamos a limitar al tragón o forzar al que come poco? Es mejor que el niño coma lo que le apetezca. Él sabe regular perfectamente su apetito. De hecho, los niños pueden pasar por períodos en los que tienen más apetito y otros en los que se sienten más inapetentes, y es absolutamente normal. Ante la duda, consulta con tu pediatra. 

- Qué darle cuando está enfermo: con frecuencia los niños pierden el apetito cuando están enfermos, como los adultos. No hay que insistir, pero conviene asegurarse de que bebe lo suficiente, para evitar riesgos de deshidratación. Se le pueden preparar bebidas nutritivas a base de leche o caldos de pollo o verduras. Además, a sus platos preferidos se le puede añadir un plátano machacado.

Otros menús para el bebé según su edad

Menús para bebés de 6 meses

Menús para bebés de 12 meses

Menús para bebés de 22 meses

Safía Amor. Periodista

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios (2)

02 sep 2018 23:03 Molly Molina

Lo único que sé es que darle a nuestros niños productos artificiales es malo. Lo mejor siempre es darle remedios naturales a nuestros niños,ya que estos productos no crean una dependencia fija. Dietas a frutas, remedios de miel e infusiones, son buenas alternativas. Sin embargo estoy aquí compartir mi experiencia. Mi hija de 2 años también sufrió de estreñimiento, no comía nada porque los dolores de barriga eran muy grandes, casi ni dormía en las noches porque lloraba mucho. Un día mi esposo llego a casa con el Toddler Magic Tea de Secrets of Tea y nuestros problemas empezaron a resolverse. Este producto es una infusión orgánica 100% natural, que ayudo a estimular la digestión de mi hija y empezó a ir al baño regularmente. El llanto desapareció y empezó a dormir regularmente en las noches.

13 jul 2018 15:21 Sara

Estay contenta de saber cosas concejos para muestro hijos

Cerrar