Los planes de verano más divertidos para disfrutar de la Costa Brava en familia

Planes de verano en la Costa Brava con niños

Planear unas vacaciones de verano no es tarea fácil aunque en España son muchos los lugares maravillosos para poder disfrutar de unas vacaciones de ensueño en familia.

La Costa Brava en Cataluña es uno de los lugares más visitados en la temporada de verano por la gran variedad de planes que se pueden realizar en su costa ya sea actividades en la naturaleza, planes de agua y mar o rutas turísticas por sus preciosos pueblos. Por ello, en Conmishijos hemos seleccionado los planes de verano más divertidos para disfrutar de la Costa Brava en familia. 

 Actividades de verano para descubrir la Costa Brava en familia

planes de verano en la costa brava en familia

1. Descubrir sus playas 

Las magníficas playas y calas que envuelven toda la Costa Brava son todo un imán para las familias ya que son consideradas de las más bonitas del Mediterráneo. 

Entre las playas más adecuadas para ir con niños se encuentran varias que han sido destacadas con el sello de destino de turismo familiar por ser más accesibles y contar con una gran cantidad de servicios de uso público como áreas de juego y MiniClub para que los más pequeños disfruten a lo grande de sus vacaciones de verano. 

playas costa brava

2. Hacer una ruta por los pueblos más bonitos

Una de las mejores ideas para conocer la belleza de la Costa Brava es explorar sus pueblos y zonas más rurales en familia planeando distintas rutas para conocer sus pueblos.

Toda la costa cuenta a su alrededor con muchos pueblos que conservan una esencia especial con ambiente medieval y totalmente marinero algo que sin duda resulta muy atractivo para descubrir en familia. Algunos de los pueblecitos con más encanto de la zona son el Empordanet o pueblos con una magia especial como Monells o Ultramort. 

3. Conocer el Cap de Creus

El Cap de Creus es conocido por ser el punto más nororiental de la Península Ibérica y se encuentra situado al norte del Golfo de Roses.

Este espacio de más de 682 metros de altitud cuenta con un clima seco y un alucinante paisaje lunar esculpido sobre la tramontana ideal para visitar en compañía de los más pequeños. Además, esta zona fue nombrada zona natural protegida y es una de las favoritas por las familias para realizar senderismo y conocer desde las alturas la Costa Brava.

4. Visitar el monasterio de Sant Pere de Rodes

Un plan genial para realizar dentro del Cap de Creus es visitar el Monasterio de Sant Pere de Rodes, una joya del románico situada a unos 560 metros de altitud en la Sierra de Rodes.

Un lugar ideal para conocer la historia a la vez que paseas por su enorme claustro y recorres sus largos pasadizos. Además de tener unas increíbles vistas a todo el Cap de Creus, el monasterio cuenta con precioso restaurante en su interior perfecto para descansar y disfrutar de una agradable comida familiar para finalizar la visita. 

5. Dar un paseo por Roses y su Bahía

Otro plan familiar para no perderse en Roses es realizar una visita al municipio y recorrer toda su impresionante bahía.

Esta zona cuenta con actividades tan divertidas como excursiones en tren para conocer las montañas y contemplar la belleza que guarda su naturaleza o la famosa visita al Castell de la Trinitat, una fortaleza militar rehabilitada y llena de historia que incluye proyecciones, juegos interactivos y uno de los mejores miradores para poder observar el maravilloso paisaje de la Costa Brava. 

6. Navegar en un auténtico velero

Situado más al sur de la Costa Brava y con base en Palamós, las familias podrán sentirse como auténticos piratas del caribe al navegar en un velero. Los pasajeros podrán experimentar la sensación de navegar en una barca de Mitjana construída en 1915. Esta barca sale desde Palamós y recorre toda la costa de Calella de Palafrugell y las Islas Formigues hasta llegar a Cala Castell. 

Una actividad muy diferente y divertida perfecta para que los más pequeños sientan las olas del mar desde cerca y disfruten al recorrer preciosos paraísos marinos en barco.

7. Dar un paseo un bici por el Carrilet

Disfruta de un agradable paseo en bici con tus hijos recorriendo el Carrilet, una vía que sigue el trazado del antiguo tren que servía de transporte a muchos gerundenses para acercarse a las playas de la zona.

Se trata de una agradable ruta en la que las familias podrán recorrer sus 39 kilómetros de recorrido en varias etapas y planeando una agradable excursión de lo más familiar que seguro les hará disfrutar del deporte al aire libre durante sus vacaciones de verano.

Datos prácticos

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!