Conocer el sexo del bebé: mitos y verdades

Mitos en los que se basan las predicciones sobre el sexo del bebé

La forma y altura del vientre, el tono de la piel... Todos conocemos los mitos en los que se basan las predicciones sobre el sexo del bebé pero, ¿tienen alguna base científica? En la actualidad es muy común conocer el sexo del bebé, pese a que aún hay quien prefiere mantener la emoción hasta el día del parto. Esto es posible a partir de la semana 11 de gestación, aún dentro del primer trimestre, mediante una sencilla ecografía. 

Hasta entonces es muy difícil conocer el sexo pues, aunque queda fijado genéticamente en el momento de la fecundación, todos los embriones tienen una pequeña protuberancia en la que será su zona genital, llamada "Tubérculo genital", que hasta la undécima semana aproximadamente no empieza a tomar forma de órgano genital de sexo determinado.

Cómo saber el sexo del bebé

Predecir el sexo del bebé: verdades y mentiras

Antaño no se practicaban ecografías, pero la curiosidad de los padres era la misma que sienten en la actualidad, por lo que se asentaron creencias sobre los indicios que permitían saber si el bebé tendría un sexo y otro y que han llegado hasta nuestros días. ¿Sabes cuáles son las tradiciones más extendidas para predecir el sexo del bebé?

La forma del vientre y el sexo del bebé

Una de ellas se basa en la forma y altura del vientre. Se tiende a creer que, si éste está bajo, será niño, y si está alto, una niña, pero biológicamente esta idea no se sustenta: la forma y altura del vientre están determinadas por el tono muscular del útero de la madre y la posición del bebé, por tanto lo que podría parecernos el indicio de esperar un varón, tal vez no sea más que la cercanía de la fecha del parto.

El latido del corazón del bebé

Otro de los mitos se basa en la frecuencia cardiaca fetal; si ésta está por encima de los 140 latidos por minuto, sería niña, y si lo está por debajo, niño. Esto es falso, o por lo menos no hay aún estudios médicos que lo confirmen, pues el ritmo cardiaco normal para un bebé está entre los 110 y 160 latidos por minuto, variando éste según la edad del feto y el nivel de actividad que tenga en el momento de hacer la medición. Así, podremos tener frecuencias cardiacas que varíen de una visita al médico a otra, como varía cada día y cada rato la de cualquier persona.

Color de las mejillas de la madre

El último de los mitos famosos es el del color de las mejillas de la madre. Según ésta unas mejillas sonrosadas y regordetas indican que se está esperando una niña, pero cada mujer engorda de manera diferente durante su embarazo y, si bien el flujo de sangre hacia los tejidos aumenta, el estar embarazada de una niña no lo dirige especialmente hacia las mejillas de la madre.

Las náuseas

Muchas abuelas decían que un embarazo con abundancia de náuseas y mareos era un claro indicio de que el bebé era niña, mientras que una gestación sin esa molestia tan común indicaba que el bebé sería niño. 

El mito del péndulo y el sexo del bebé

Otro mito, quizás uno de los más peregrinos, afirmaba que, si colgabas un péndulo sobre la barriga y este se mueve haciéndo círculos, el bebé será niño, y si se mueve de un lado al otro, el bebé que crece será niña. 

Acné y la predicción del sexo del bebé

Hay muchas personas que, al ver a una mamá embarazada con la piel llena de granos y espinillas se apresuran a decirle que está embarazada de una niña. Y es que, existe el mito que los embarazos de niñas provocan una reacción en la piel de mamá llenándola de acné.

¿Y en cuanto a "elegir" el sexo del bebé? La tabla china

Cómo saber el sexo del bebé

Elegir el sexo del bebé es otro tema que se presta a controversia, aunque sobre esto hay algo más de información médica. Uno de los métodos que, según se dicen, funciona, es el del milenario Calendario Chino. Según éste, eligiendo el momento de la concepción se puede determinar con ello el sexo del bebé.

En cuanto a la medicina, se limita a afirmar que los espermatozoides con carga genética Y (niños) son más rápidos y les favorece un medio alcalino, mientras que aquellos con carga genética X (niña) son más lentos pero más resistentes y les favorece encontrarse en un medio ácido.

Sabiendo esto se puede procurar encontrar posturas sexuales que permitan una penetración más o menos profunda (mayor o menor recorrido que deberá hacer el esperma), decidir si tomar baños de agua caliente antes del momento de la concepción (pueden afectar a los espermatozoides Y), o comer determinados alimentos que creen un medio más o menos alcalino o ácido en la vagina, es decir, altos en calcio y magnesio, y bajos en sodio y potasio, para lograr un medio ácido y a la inversa para lograr un medio alcalino.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Mitos y creencias sobre el sexo del bebé: ¿niño o niña?

    Mitos y creencias sobre el sexo del bebé: ¿niño o niña?

  • Técnicas para determinar el sexo del bebé

    Técnicas para determinar el sexo del bebé

  • Sexo para quedar embarazada

    Sexo para quedar embarazada

  • Elegir el sexo del bebé

    Elegir el sexo del bebé

  • Conocer el sexo del bebé en el embarazo

    Conocer el sexo del bebé en el embarazo

Comentarios (3)

01 mar 2017 14:01 Yuli Stephanie

Saber como me va a salir mi segundo bebe

02 abr 2013 23:25 Maribel Camacho

me gusta muchos sus noticias. espero me las envien luego...

05 nov 2012 20:04 ana esther sanchez ponce

sttan ree lindoo