La cuarentena o puerperio tras dar a luz

6 semanas de recuperación después del parto

La cuarentena o puerperio tras dar a luz es un periodo de tiempo delicado para la mujer. Esta etapa comprende las primeras seis semanas del posparto y están marcadas tanto por cambios físicos en la mujer, como por cambios emocionales y psicológicos. Por un lado, los órganos que han intervenido en el embarazo y el parto deben recuperar poco a poco su estado anterior, y por otro, la maternidad recién estrenada, que lmplica el cuidado y crianza del bebé recién nacido, provoca una serie de emociones que tienen reflejo en el equilibrio psicológico de la madre.

Cambios de humor y depresión posparto

Cuarentena en el posparto

En esta nueva etapa, comienzan a establecerse nuevas relaciones interpersonales entre los miembros de la familia, no siempre fáciles de interiorizar al principio. Además de los cambios y problemas físicos que la mujer experimenta en estas semanas, se enfrenta a otras dificultades no menos importantes.

Los cambios de humor son muy frecuentes durante el puerperio. Después de la euforia del nacimiento, provocada por las hormonas endorfinas (asociadas a sensaciones de bienestar), puede sobrevenir un período de cansancio físico con momentos de depresión que parecen aliviarse solamente con el llanto.

Estos cambios de humor se asocian también a la desaparición brusca de las hormonas placentarias y se unen a los síntomas que conlleva la "bajada de la leche", similares a los de una gripe: fiebre, dolores musculares y decaimiento del estado general, asociados a aumento de tamaño y dolor de las mamas. Normalmente, este período puede durar entre 24 y 48 horas. Si la depresión persiste más de 2 semanas, hay que consultar al médico para que establezca los motivos y determine la necesidad de tratamiento específico.

Relaciones sexuales y puerperio

A los cambios físicos y emocionales (sobre todo si es el primer hijo), se suman los cambios en la conducta de la pareja. El nuevo miembro de la familia requiere una dedicación completa y es frecuente que, en esas circunstancias, las relaciones sexuales pasen a un segundo plano. Esta situación no solo afecta a las relaciones sexuales, sino que puede afectar a la propia relación de pareja. La situación suele resolverse en cuanto la mujer se siente recuperada física y emocionalmente e integra su nuevo rol en el contexto global de su vida. Los especialistas recomiendan reiniciar las relaciones sexuales una vez pasada la cuarentena, pero la decisión radica por supuesto en la pareja.

Es muy probable que en las primeras relaciones sexuales después del parto, la mujer sienta molestias y sequedad vaginal; son consecuencias normales tras un parto vaginal. Si además ha habido episiotomía, la mujer debe estar recuperada del todo y esperar a que los puntos cicatricen para sentirse más cómoda y tener una relación más placentera. Una crema lubricante puede ser de gran ayuda en estos casos.

Descansar, la mejor recomendación en el posparto

La mejor manera de sobrellevar este complicado período lleno de emociones y de cambios físicos y psicológicos es descansando lo máximo posible. No hay que dudar tampoco en pedir ayuda a familiares o amigos, tanto en tareas domésticas, como en el cuidado del bebé, sin duda la máxima prioridad.

Marisol Guisasola. Periodista especializada en Salud

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Síntomas y señales del parto

  • Recuperación postparto

    Recuperación postparto

  • Postparto después del embarazo

    Postparto después del embarazo

  • El parto: de la dilatación a la expulsión del bebé

    El parto: de la dilatación a la expulsión del bebé

  • Depresión y embarazo

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!