Síntomas y señales del parto

Señales y síntomas que indican que ha llegado el momento del parto

Lo aconsejable es que te quedes en casa hasta que las contracciones se sucedan a intervalos concretos

En fechas próximas a las previstas para el parto, tu ginecólogo te dará pautas sobre el momento en que debes trasladarte al hospital. Estas variarán dependiendo de tu situación particular, por ejemplo, si has tenido complicaciones durante el embarazo, si se trata de un embarazo de alto riesgo, si eres o no primípara o si existen razones prácticas (como una gran distancia desde tu casa al hospital) que hagan aconsejable un traslado más temprano.

Cómo se calcula las contracciones para el parto

Cómo calcular las contracciones para el parto

Las contracciones son algunas de las señales que indican que el momento del parto se aproxima. ¿Cómo se puede medir las contracciones?, ¿Qué hacer cuando empiezan las contracciones? Sigue algunos consejos:

• Cuando creas que estás de parto, empieza a cronometrar tus contracciones. Para ello, anota (o pide a alguien que lo haga) la hora y minutos en que empieza y termina cada contracción. El tiempo entre dos contracciones se conoce como intervalo e incluye la duración de la propia contracción y los minutos que transcurren entre ambas.

• Las contracciones suaves se dan con intervalos de entre 15 y 20 minutos y duran entre 60 y 90 segundos. Se hacen progresivamente más regulares hasta que se producen con intervalos de 5 minutos. Es el momento de pensar en el traslado: en general, se aconseja estar ya en el hospital cuando las contracciones duran entre 45 y 60 minutos, son intensas y se dan con 3 ó 4 minutos de intervalo.

• Si tienes dudas y puedes llamar a tu médico o matrona, pídeles que te orienten. Te preguntarán la frecuencia, duración e intensidad de tus contracciones (notarán si puedes hablar durante una contracción) y cualquier otro signo o síntoma que tengas.

• No temas acudir al hospital si piensas que ha llegado el momento, aunque los síntomas no sean claros. Ginecólogos y matronas del hospital están habituados a atender a mujeres que no están seguras de que el parto ha comenzado.

Acude al hospital en cualquiera de las siguientes situaciones

• Has roto aguaso sospechas que estás perdiendo líquido amniótico. Si el líquido es amarillo intenso, de color café o verdoso (en vez de claro o pajizo), díselo a la matrona en el hospital, porque es signo de presencia de meconio (primeras heces del bebé), y puede indicar sufrimiento fetal. Es importante también que le digas si el flujo tiene sangre.

• Tienes sangrado vaginal (diferente del tapón mucoso), dolor abdominal severo y constante o fiebre.

• Tienes contracciones antes de la semana 37 o algún otro síntoma de parto prematuro.

• Tienes dolores de cabeza severos o persistentes, cambios en la visión, dolor intenso o molestias en la parte alta de tu abdomen, hinchazón anormal. Todos ellos son síntoma de preeclampsia.

Marisol Guisasola
Periodista especializada en salud

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!