Prevenir los golpes en el vientre durante el embarazo

Consejos para evidar golpes en el vientre

Haz lo adecuado para proteger tu vientre. Seguro que sueles poner las manos planas sobre tu vientre redondo; es un buen comienzo, ¡pero puedes hacer mucho más! Nuestros especialistas detallan los buenos motivos y los cuidados prácticos para que protejas el vientre y cuides de su pequeño inquilino.

Prevenir golpes en el vientre Salud Embarazo

En el coche, abróchate bien el cinturón

Puede que hayas oído decir que el cinturón de seguridad no es obligatorio para las embarazadas o que es peligroso para el bebé… ¡Cuidado, esas son ideas falsas de toda falsedad! “Salvo si poseen un certificado de exención expedido por un médico, las mujeres embarazadas deben abrocharse el cinturón de seguridad. Por otra parte, un estudio muy serio demuestra que llevar el cinturón durante un accidente divide por 2,8 el riesgo de perder el feto”, insiste Paul Barré, responsable pedagógico de la Asociación de prevención vial de Francia.

También hay que saber que si se produce un choque a 30 km/h, el riesgo de muerte, de traumatismo o de complicaciones graves para el feto es del 12% si la mujer embarazada lleva el cinturón correctamente colocado y del 70% si lo lleva abrochado… pero de forma incorrecta. Así que todo depende del modo en que se use. “La banda pélvica del cinturón no debe colocarse nunca en medio del vientre, sino debajo, apoyada sobre los huesos de la pelvis. Y la banda diagonal tiene que pasar primero entre los senos y luego por el costado, pero nunca sobre el vientre”, insiste el especialista. Por último, no tiene sentido desactivar el airbag: si se disparara, se apoyaría sobre el tórax, no sobre el abdomen.

Aprende a prevenir las caídas

Las mujeres embarazadas, especialmente al final de la gestación, son propensas a las caídas. “Se vuelven más torpes a la hora de recuperarse cuando tropiezan y tienen menos equilibrio debido a la sobrecarga de peso que les hace vencerse hacia delante”, constata Jacques Choque* formador deportivo.

Para limitar los riesgos de caída en casa, empieza por revisar su interior. “Hay que evitar los cables eléctricos o las alfombras con las que puedas tropezar y los juguetes tirados por el suelo que te pueden hacer resbalar. También conviene llevar zapatos antideslizantes si hay alguna escalera que resbala y tener buena iluminación en todos los rincones de la casa”, aconseja.

Así mismo, es recomendable aprender a amortiguar una caída para minimizar la fuerza de la misma. “Por ejemplo, trabajar la flexibilidad a través del yoga o del stretching, permite inclinarse en lugar de que caer de rodillas en el suelo. Los ejercicios de musculación de los brazos, haciendo miniflexiones (de rodillas), reforzarán los tríceps de modo que al colocar las manos hacia delante para amortiguar el golpe, será más fácil sujetar el cuerpo y no estrellarse en el suelo”, prosigue Jacques Choque.

En el supermercado y en los transportes: máxima vigilancia

Pero hay muchas cosas que escapan a tu control, como el nadador que en la piscina te suelta una patada sin querer, el chavalín que va en bici por la acera y te golpea con el manillar al pasar o el frenazo brusco del autobús.

¿Qué hacer? “Estar muy alerta y siempre atenta a lo que te rodea permite anticipar algunos choques y evitarlos.

Tampoco debes dudar a la hora de hacer valer tus derechos y reclamar un asiento en los transportes públicos si nadie te lo cede. Si la ley protege a la mujer embarazada, ¡por algo será!”, insiste Jacques Choque.

Por regla general, para evitar choques desafortunados, rehúye los baños de masas, haz la compra en las horas de menor afluencia o ve a la piscina en horario reservado a las clases para embarazadas.

Isabelle Gravillon, con Ludovic Cravello, ginecólogo y obstetra del hospital de la Conception de Marsella, Paul Barré, responsable pedagógico de la Association de prévention routière y Jacques Choque*,  formador deportivo y coautor de Le Petit Guide de ma grossesse bien-être et vitalité (La pequeña guía de mi embarazo bienestar y vitalidad), éd. Amphora.

© Enfant Magazine”

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!