La dieta en el primer trimestre de embarazo

La importancia de alimentarse bien durante el embarazo

Comer bien ahora y durante todo el embarazo es fundamental. El cuerpo utiliza los nutrientes y la energía proporcionada por los alimentos para desarrollar un bebé sano y para mantener un cuerpo fuerte.

Dieta sana en el primer trimestre de embarazo

Dieta saludable durante el primer trimestre

Una dieta saludable para el embarazo es la que contiene la mayor parte de los nutrientes esenciales que el cuerpo necesita y proporciona el equilibrio correcto de hidratos de carbono, grasas y proteínas sin demasiadas calorías. Llevar una alimentación adecuada también puede minimizar algunas molestias que se producen durante la gestación, como los mareos matutinos, el cansancio y el estreñimiento. Y procura un estado emocional más estable, disminuyendo los cambios de ánimo.

Como es lógico, seguir una dieta durante el embarazo, requiere compromiso y disciplina, sobre todo en aquellas mujeres para las que suponga un gran cambio en sus hábitos alimenticios. ¡Animo, tu bebé y tu cuerpo te lo agradecerán! Para realizar una dieta equilibrada durante el embarazo, debes tener en cuenta los siguientes 10 puntos:

1. Frutas. 3-4 porciones al día. Elije frutas frescas, congeladas o enlatadas en su jugo natural pero sin almíbar. Y limita el zumo de fruta que es alto en calorías en comparación con la fruta entera, y no ofrece menos fibra.

2. Verduras y hortalizas: 3-4 porciones al día, con la mayor variedad de nutrientes, eligiendo verduras de color verde (brócoli, col, espinaca), naranja (zanahorias, calabaza) amarillo (maíz, pimientos amarillos) y rojo (tomates, pimientos rojos).

3. Productos lácteos: 3 porciones al día. Los productos lácteos proporcionan el calcio que su bebé necesita para crecer y mantener los huesos fuertes. Para obtener suficiente calcio, debes tomar leche, yogur y queso. Para ahorrar en calorías y grasa saturada, elije productos lácteos desnatados

4. Proteínas: 3-4 raciones al día. Procurando tomar carnes magras, aves, pescado y huevos con cantidades mínimas de grasa. Sin olvidar los productos lácteos que tienen un alto contenido proteico.

5. Cereales y Legumbres: 3 porciones al día, que deberían ser granos enteros, cereales, galletas y pasta que proporcionan fibra, que es muy importante durante el embarazo para mantener una función apropiada del intestino y disminuir el estreñimiento y las hemorroides.

6. Alimentos ricos en hierro. Para la formación del sistema circulatorio y sanguíneo del bebé se necesitan grandes cantidades de hierro, por ello la mujer precisará un aumento de este mineral durante todo el embarazo.

7. Alimentos salados. Las cantidades elevadas de sal o alimentos muy salados, no son buenos para la embarazada, favorece la retención de líquidos y la tensión elevada, trastorno que puede resultar peligroso para el embarazo y el parto.

8. Cuidado con la grasas. La gestante debe controlar el consumo de grasa diario, debe cubrir sus necesidades (unos 70 gramos) que son necesarios para el bebé, sobre todo en el tercer trimestre, pero intentará no excederlas. Sin olvidar las grasas que se utilizan para cocinar o las salsas de acompañamiento.

9. Al menos 8 vasos de agua al día. Durante el embarazo aumenta la cantidad de líquido corporal, y por ello debe aumentar también la ingestión de líquidos. Una ingesta adecuada de liquido beneficia al bebé y a la madre, mantiene la piel hidratada y disminuye el estreñimiento y las infecciones de orina.

10. Suplemento vitamínico. Un complejo de vitaminas supone un seguro de salud adicional a la embarazada, pero en ningún caso sustituye a una dieta sana y equilibrada. Es necesario que la mayor parte de los minerales y vitaminas procedan de los alimentos, ya que su absorción es mayor.

Ana Tejeda. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios (1)

15 feb 2013 06:08 Rossy

Esa dieta está súper bien. Tengo 12 semanas d embarazo y tengo muchos ascos podrían ayudarme con algún remedio o medicina para quitarlos