Importancia de la hidratación en el embarazo

Durante el embarazo bebe por dos

¿Lo sabías? A lo largo del embarazo, el volumen de agua que contiene tu organismo aumenta 7 litros. Así que, aunque no debes comer por dos durante esos nueve meses, sí es aconsejable que te hidrates el doble.

La hidratación en el embarazo

¿Qué agua escoger?

Escoge un agua de mineralización débil (residuo seco inferior a 500 mg/l), sin nitratos o con los menos posibles. Es mejor natural, porque el agua con gas favorece la aerofagia.

¿Por qué es tan importante beber agua?

Tus necesidades de calcio y magnesio son especialmente importantes. Una mujer embarazada o que está amamantando debería absorber 1200 miligramos de calcio y 480 miligramos de magnesio al día.
En general, esas cantidades se obtienen con una alimentación equilibrada, pero a veces es útil consumir agua rica en sales minerales. Si no te gusta el agua natural, sin aroma, puedes tomar infusiones, tés… que te rehidratarán también a lo largo del día.

¿Cuándo beber?

Bebe aunque no tengas sed, antes de que tu reserva hídrica se “seque”. Lleva contigo una botella. Si te gusta beber directamente de ella, asegúrate de que nadie más la utiliza y de que no lleva abierta más de dos días.

¿Qué cantidad de agua?

Toma un vaso cada hora, por ejemplo. Bebe al menos un litro y medio al día, más si hace mucho calor.

Safia Amor con Jean-Michel Lecerf, médico nutricionista del instituto Pasteur de Lille.  

 © Enfant Magazine

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!