Embarazada y vegetariana

Alimentos indispensables para la salud de la embarazada

¿Ser vegetariana es un problema para la futura madre? No, porque el cuerpo puede aprovechar perfectamente las proteínas animales procedentes de los huevos y de los productos lácteos… siempre que se consuman con hortalizas crudas o cocidas.

Los alimentos indispensables para tu salud

Embarazada y vegetariana

La albúmina

Tu cuerpo necesita albúmina, con la que se forman las nuevas células. Se encuentra en:

→ Los huevos (tres a la semana).
→ Las patatas.
→ Las nueces.
→ Las legumbres (lentejas, judías, garbanzos…).
→ El queso, mejor desnatado (de dos a tres lonchas al día).
→ La leche, también desnatada y ecológica (un vaso al día) y los productos lácteos. Te aportan un suplemento que tu bebé necesita para el desarrollo de los huesos y los dientes.

El hierro

Los alimentos que contienen hierro son:

→ La verdura y las hierbas.  
→ Los cereales y el muesli, sobre todo con copos de mijo y de avena.
→ El sésamo, también en forma de pasta.
→ Los higos secos y orejones.
→ El zumo de naranja o de pomelo también es beneficioso, porque la vitamina C que contienen estos cítricos favorece la absorción del hierro. Por el contrario, debes evitar el té negro o la leche cuando comas, porque dificultan dicha absorción.

Puedes preguntar a tu médico si es conveniente que te recete hierro, ya que durante el embarazo necesitas el doble de lo normal.

Las vitaminas y minerales

Come todos los días frutas y hortalizas, especialmente verdura, que es rica en vitaminas y sustancias nutritivas como el hierro, el yodo, el ácido fólico o la vitamina C.
Cocina las hortalizas de forma rápida, para conservar el valor nutritivo y el sabor.
Si comes pescado, opta por la merluza o el bacalao fresco (dos veces por semana). Si no, usa sal yodada. Hoy en día, muchos otros productos, como el pan o el muesli, están enriquecidos con yodo. Fíjate en su composición.

Consume productos frescos

No cocines más que lo que vayas a comer al momento. Las comidas recalentadas pierden casi todo su valor nutritivo. La fruta estropeada o harinosa, las hortalizas marchitas o las avellanas rancias apenas conservan nada de su valor nutritivo original.

Bebe suficiente

→ Infusiones de hierbas y frutas.
→ Zumos de fruta diluidos en agua mineral y agua mineral (mejor sin gas) como bebida para apagar la sed.
→ Batidos y zumos de hortalizas para tapar el agujero entre horas.

© Enfant Magazine

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Dieta vegetariana y embarazo

    Dieta vegetariana y embarazo

  • Dieta en el embarazo

    Dieta en el embarazo

  • Beneficios del huevo en las embarazadas

    Beneficios del huevo en las embarazadas

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!