Ejercicios beneficiosos para el trabajo de parto

Ejercicios que te ayudarán en el parto

Aprende algunos ejercicios que pueden ayudarte el día del parto. Pero antes de realizar cualquier actividad debes consultar con tu médico para asegurarte de que no tienes ninguna limitación.

Ejercicios beneficiosos para el trabajo del parto

Balanceo pélvico

¿Qué es? Este es un ejercicio fortalece y estira los músculos de la espalda, los muslos y la pelvis, y mejora la postura. También mantiene sus articulaciones de la pelvis flexible, mejorando el flujo sanguíneo a parte inferior del cuerpo, y facilita el paso del bebé por el canal del parto.

¿Cómo lo hago? Tumbada en el suelo con la espalda recta, exhala presionando la región lumbar contra el suelo. Luego inhala y relaja la columna vertebral. Repite este ejercicio varias veces. A partir de 4º mes de gestación, el balanceo pélvico sólo podrá realizarse de pie o a gatas. Este ejercicio no es difícil de hacer, tu cuerpo estará más flexible durante el embarazo y el parto.

Tonificación de la pelvis: ejercicios Kegel

¿Qué es? Los músculos del suelo pélvico sostienen los órganos pélvicos: útero, la vejiga y los intestinos, están muy sobrecargados durante el embarazo y los pujos del paro, por eso es importante tonificarlos y ejercitarlos en el embarazo y postparto.

¿Cómo lo hago? Tumbada de espaldas, con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies apoyados sobre el suelo. Tensa con firmeza los músculos de alrededor de la vagina y el ano. Mantenlos apretados todo el tiempo que puedas y luego relájalos lentamente. Realiza tandas de 10 ó 12, tres veces al día.

Posición de cuclillas

¿Qué es? Es útil durante el parto debido a que abre la salida pélvica, lo que permite más espacio para que el bebé descienda. Pero estar de cuclillas es agotador, por lo que debes practicarlo con frecuencia durante el embarazo para fortalecer los músculos necesarios.

¿Cómo lo hago? Sitúate de pie con la espalda recta contra una pared, con lo pies separados a la altura de los hombros y mantén los brazos relajados a los lados. Baja suavemente por la pared hasta alcanzar la posición de cuclillas manteniendo los talones apoyados en el suelo y la espalda recta, hasta que tus muslos estén paralelos al piso. Mantén la posición durante 5 a 10 segundos y levántate lentamente apoyando las manos en las rodillas y ayudándote empujando con los brazos. Repítelo 10 ó 12 veces al día.

Joroba de dromedario

¿Qué es? Este ejercicio es de gran utilidad para disminuir la presión del útero, fortalecer los músculos abdominales, ayudar a aliviar el dolor de espalda durante el embarazo y el parto y mejora la flexibilidad de la espalda.

¿Cómo lo hago? Adopta la posición de gatas, con la espalda en posición relajada. Mantén la cabeza recta y el cuello alineado con la espina dorsal. Luego arquea la espalda hacia arriba y tira del estómago apretando las nalgas y deja que la cabeza caiga hacia delante. Mantén esta posición durante varios segundos. Luego relaja suavemente el estómago y la espalda, hasta la posición original. Repite este ejercicio de 3 a 5 veces y ve aumentando progresivamente hasta 10 repeticiones.

Técnicas de relajación

Los ejercicios de respiración y de relajación ayudan a conservar la energía para cuando ésta es necesaria y a la mente a centrarse en el trabajo que se esta realizando, y aumentan la conciencia de tu propio cuerpo. Esto ayuda a la mujer a afrontar mejor los retos del embarazo y el parto. Estos ejercicios pueden reportar grandes beneficios con el mínimo esfuerzo. Los ejercicios no requieren equipo especial, excepto ropa cómoda y un poco de espacio para hacerlos.

Ana Tejeda. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!