Leer, una etapa clave para los niños

Leer es el tercer gran paso hacia la autonomía de los niños.

Andar y hablar son dos momentos que marcan etapas en la vida de los niños. Tal vez leer sea el tercer gran paso hacia esa autonomía que van adquiriendo poco a poco.

Andar, o la llave del movimiento

Entre los once y los veinte meses, los niños comienzan el proceso de andar, tambaleándose, con miedo y, a la vez, con una especie de impulso irresistible que los empuja a correr, aunque se caigan una y otra vez. Hasta que, un día, de la mano de sus padres, se sienten seguros y empiezan a dar pasos firmes.

Hablar, o la llave de la comunicación

Prácticamente desde que nacen, los niños hacen ruidos a modo de lenguaje. Lentamente, los sonidos van convirtiéndose en «papapapás» o «mamamamás» interminables; luego en palabras sueltas. Por fin, llegan los grupos de palabras y las primeras frases. Y, con la ayuda paciente de los padres, el lenguaje va surgiendo con fluidez.

Leer, o la llave del mundo

A los seis años, leer no es una actividad nueva para los niños. Desde muy pequeños, han «leído» cuentos de la manera más gratificante: escuchaban una historia maravillosa y la seguían en las ilustraciones, envueltos por el afecto y la seguridad de los mejores narradores, los padres y los maestros. Pero saber leer significa entrar solo en el universo de los textos. Y saber leer es indispensable.

Para superar estas tres etapas, los niños realizan un gran esfuerzo y necesitan que sus padres y sus maestros apoyen y animen sus deseos de aprender. ¡Es un impulso vital!

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!