Los 7 errores comunes que cometemos en Navidad con los niños

Lo que debes evitar si no quieres arruinar las celebraciones navideñas.

Todas las familias cometemos errores que pueden llegar a arruinar nuestras celebraciones navideñas en familia. Pero... ¡este año será distinto! Queremos recordarte cuáles son para que analices si tú también los cometes y cómo evitarlos. Estos son 10 errores comunes que cometemos en Navidad con los niños.

errores frecuentes en navidad

Error 1 en Navidad: Falta de organización

Es la piedra angular de las Navidades. Todo son fechas y provisión para ellas, de regalos, de preparar comidas, de cuadrar calendarios... Hazte con un dietario del mes y márcate plazos, así verás qué semana tienes más libre para hacer compras, para quedar... Cuando el tiempo se nos ha echado encima y no tenemos una buena planificación, tendemos a estresarnos. El agobio y las prisas acaban pasando una factura sobre nuestros hijos que han de sufrir en ocasiones nuestros nervios y poca paciencia.

Error 2: No hacer caso a los niños

Si hay alguien en la casa para quienes la Navidad es mágica y especial, son los niños. Lo que para los mayores son agobios, compromisos, gastos y agotamiento, para ellos es proporcionalmente vacaciones, diversión, ilusión y emociones. No dejes que la falta de tiempo esos días te estropee el disfrutar con tus niños de unos de los momentos más especiales para ellos. Piensa que no serán muchos los años que vivan las Navidades de ese modo. Dedica tiempo a cocinar con ellos o a hacer juntos alguna manualidad relacionada con las fiestas. Disfrutarás tanto como ellos.

Ver+: Cosas que no puedes dejar de hacer en Navidad con tus hijos

Error 3: Exceso de regalos para los niños

Un día compramos uno, otro día otro... Pasamos todas las fechas de tienda en tienda y la mañana de Reyes nos damos cuenta de que hemos caído en un exceso. La compra de regalos se convierte en una escalada imparable: "Si regalo esto a la prima María, no puedo regalar sólo esto a Paco... y vamos acumulando compras sin control. Esto sucede cuando vamos a comprar un regalo sin una idea definida, viendo escaparates. Para prevenirlo nada mejor que hacer una lista de regalos equilibrados y según nuestro presupuesto. Los niños al final, tienen un montón de regalos que quedan aparcados al segundo día. 

Y si crees que dedicando mucho tiempo a sus regalos les estás dedicando tiempo a ellos, te equivocas. Una cosas es encontrar ese regalo especial que tanta ilusión le hace, y otra bien distinta cubrirle de juguetes creyendo que así percibirá todo el cariño que nos gustaría tener tiempo de darle en el día a día pero que no podemos. Así sólo fomentarás su apego por las cosas materiales y desvirtuarás su percepción del verdadero valor de las cosas. Trata de recuperar junto a ellos el verdadero sentido de los regalos y ayúdales a escribir su Carta a los Reyes Magos.

Error 4: Discutir con la familia

La Navidad puede ser un momento de estrés para muchos padres: organizar la comida, comprar regalos, preparar la casa, los niños sin colegio... La cantidad de tareas puede ser abrumadora y, pueden surgir conflictos entre los padres, hacia los hijos o con la familia política. La Navidad crea recuerdos imborrables, por lo tanto, es importante que los que tengan tus hijos no sean el de una discusión durante la cena de Navidad o una pelea entre los padres por ver quién hace qué. Es fundamental aplicar grandes dosis de paciencia, buen humor, aprender a ceder, y ser positivo ante todo.

Error 5: Llenar la agenda de actividades supérfluas

Cada Navidad es un cúmulo de compromisos en el calendario, entre reuniones con los amigos, los compañeros de trabajo... Y unos son más ineludibles y otros realmente no tanto, como la fiesta de los parientes o del grupo de amigos de tu pareja, la fiesta del trabajo... Identifica cuáles son realmente aquellas a las que no te apetece ir, y puedes no ir, y planifica en su lugar otros compromisos que te apetezcan más o que sean realmente ineludibles, como una reunión familiar o con el grupo de amigos; realmente todo el mundo comprenderá que no acudas.

Esos días festivos, aprovecha para pasar tiempo con tus hijos, tiempo de calidad, sin los agobios del estrés y sin deberes del colegio. Elimina de la agenda todo lo que sea supérfluo y mete en ella todas esas cosas divertidas que puedes hacer con tus hijos.

Error 6: No acordarse de quienes tienen poco o nada que celebrar

Compras, comidas, compras, comidas... El origen de estas fiestas, según la tradición, fue de lo más humilde. No pierdas de vista que estos son momentos en los que, sobre todo, hay que hacer examen de conciencia, valorar lo que se tiene, acordarse de los que no tienen la misma suerte y tratar de aportar algo para que cambie. Es un buen momento también para enseñar estos valores a los niños.

Error 7: Perderse la Navidad

En lugar de dejar que estas fiestas sean lo de siempre, replantéatelas. Reduce tus responsabilidades y trata de verlas un poco como lo hacías cuando eras pequeño/a; Trata de recuperar su sentido tradicional, familiar y mágico. No dejes que estos días pasen por ti insípidamente y procura disfrutarlos: las Navidades están para eso. Vive las navidades a través de los ojos de tus hijos, ellos serán capaces de trasladarte toda la magia del momento y podrás vivirlas como lo hacías en la infancia.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!