La importancia de la relación entre abuelos y nietos

Las relaciones entre abuelos-nietos

La relación entre abuelos y nietos es una fuente inacabable de cariño, aunque no siempre sea fácil. En una sociedad de prisas, trabajo, horarios cargados de tareas y tensiones, la relación entre abuelos y nietos juega un papel especial. Sentarse con los nietos tratando de encontrar puntos de conexión, hacerles partícipes de historias familiares, enseñarles canciones y juegos, hacerles sus comidas favoritas, estimula el vínculo y favorece a ambas partes.

Y es que, los abuelos son una parte muy importante en la vida de los niños. Con sus fantásticas historias conocen los pormenores de sus padres y de su familia, con sus largos paseos aprenden muchas cosas acerca del entorno, con sus abrazos y sus halagos conocen lo importantes que son para ellos. Estar con los nietos, enseñarles, aprender y renovarse con ellos es una experiencia maravillosa y enriquecedora para todos. Es una ocasión única para que pueda establecerse una relación sólida y duradera, dentro de la cual el niño crezca sintiéndose seguro y amado. 

Veamos por qué es tan importante la relación entre abuelos y nietos y qué podemos hacer para cuidarla y mejorarla.

Leer +: 7 ideas para celebrar el Día de los Abuelos

Por qué es tan importante la relación abuelos - nietos

Artículo recomendado

Relación entre abuelos y nietos

Abuelos y nietos: una relación de enriquecimiento mutuo

La experiencia, la paciencia y la mayor disponibilidad de tiempo de los mayores, permite a los más pequeños aprender y disfrutar juntos de momentos divertidos y relajados, sin tantas órdenes ni obligaciones. Pero a su vez, los abuelos también disfrutan de este momento, porque estar en compañía de sus nietos es una forma de renovarse personalmente, de tener más participación en la familia y de sentirse más jóvenes y actualizados, porque también se aprende mucho de los más pequeños.

Mantener el vínculo ayuda a los abuelos en esta etapa de sus vidas

Inevitablemente, los años no pasan en balde y no sólo sus facultades mentales y físicas van mermando, sino también su autoestima y los alicientes por las cosas dela vida. Este es el momento de brindar nuestra ayuda a los abuelos, de hacerles vivir su madurez de la manera más plena y gozosa posible, de hacer que se sientan queridos.

Muchas veces, cuidar de los hijos que van creciendo, y de los padres que envejecen, puede hacer que nos sintamos atrapados, que suframos un estrés físico, emocional e incluso económico. Las relaciones familiares pueden resentirse, sobre todo si los abuelos son malhumorados e irascibles.

Los nietos aportan positividad a los abuelos

Afrontar los desafíos y sobrellevar las situaciones estresantes requiere pensar en positivo. No somos los únicos que nos enfrentamos a adversidades, hay que aceptar que siempre van a existir momentos difíciles y que algunos fracasos son inevitables. Pero hay que esforzarse por encontrar esas pequeñas cosas que nos hagan disfrutar también de esta nueva etapa.

Un sinfín de actividades con las que disfrutan abuelos y nietos

Nanas, juegos de manos y dedos, canciones populares para los más pequeños. Tranquilos paseos explicándoles cómo se llaman las plantas y cómo hay que cuidarlas, el nombre de los animales que se encuentran por el camino y mil cosas más, les dará información sobre el medio que les rodea. Conocer anécdotas acerca de sus antepasados les incrementará su sentimiento de pertinencia al grupo familiar. Organizar un espectáculo de guiñol, un musical, o un desfile de modelos puede llevarles varios días, sobre todo si construimos los decorados, los disfraces o dibujamos las invitaciones para que participen otros familiares o vecinos. Cocinar, asistir al cine o al teatro, compartir con ellos los hobbies (colecciones de muñecas o sellos, aeromodelismo, realización de cuadros con flores secas, etc.) puede hacer que abuelos y nietos pasen un verano ideal, y quien sabe, quizá consigan que también a ellos les pique el gusanillo.

Cómo mejorar la relación entre abuelos y nietos

La relación con los abuelos

 

Hay que fomentar la tolerancia en la familia

Tolerar significa tener paciencia ante los errores y fallos de los demás, respetar y considerar a aquel que piensa diferente a los que nosotros pensamos. La familia puede convertirse en un entorno excepcional de tolerancia y respeto que anima al niño a sentirse a gusto entre la diversidad y brindarle un modelo de comportamiento que el niño imita. Las generaciones son distintas y diferentes las formas de pensar, pero es necesario que entre padres y abuelos exista una relación tranquila, en la que reine el respeto a las exigencias y los hábitos del otro.

No siempre es fácil

Muchas veces los padres quieren que los abuelos estén siempre disponibles cuando los necesitan, pero que sean invisibles cuando no los necesitan. No quieren que les den caprichos a los niños, que den consejos o que opinen. Los abuelos transmiten valores y saberes, pero no son responsables de la educación de los nietos. Los niños son capaces de diferenciar entre las normas, hábitos y pautas que establecen sus padres y las excepciones que les brinda la relación con sus abuelo, sobre todo cuando los abuelos le recuerdan que tienen que obedecer a papá y mamá.

Conclusión

Los abuelos tienen tiempo, son pacientes, están abiertos a escuchar y a entender y tienen la experiencia necesaria. Los nietos tienen energía, ilusión, alegría y son fuente de felicidad para los abuelos.  Es por ello que, abuelos y nietos hacen un equipo especial, cada uno juega un papel muy especial en la vida del otro. Cuidar el vínculo y fomentarlo será enriquecedor para ambas partes.

Artículos relacionados

Comentarios (2)

12 abr 2015 16:10 Brendita Cordero

No se vale que tu respetes y dejes a tu familia para darle gusto a la familia de tu marido y luego te traten como un 0 a la izquierda que la ayuda sea extrema y solo te tengan para hornear los nietos y limpiar y hacer los biberones.

12 abr 2015 16:06 Brendita Cordero

A mi me dolio mucho tener a mi 1er bb y mi suegra me inutilizo en su cuidado ella es alemana y ni siquiera dejaba que la viera o tocara. Nunca pude calmar un colico, y no senti ni siento respeto por ser la madre soy como el horno que cocino ala nieta y punto. Tuvo que intervenir mi marido para que ella me preguntara si si o no pero a veces por sus huevos decide y compra cosas como la marca del pure que frutas... La baña diferente. Y me crispa que mi bb se descontrola en las visitas a su casa. Y que cuando no esta en calma ella llega se para viendo o se pone atras de la segunda puerta oyendo lo que le digo a mi bb. Hay no. Porveso quiero tener a su hermanit@ en mexico pues me siento querida por mi madre y en calma. Esta señora me quita auronomia. Cuando le hablo a mi bb pues ella irrumpe hablandole tambien en su perro aleman lenguaje el cual mi bb debe hablar tambien yo cuando ella le habla me cayo.