Pautas para evitar la desidia de los adolescentes en verano

¿Tu hijo adolescente se aburre en vacaciones?

Una vez que hemos pasado las primeras semanas del mes de julio que sirve como descanso, hay que llegar con nuestros hijos y con nuestros adolescentes a unos acuerdos mínimos en actividades diarias. Te proponemos unas recomendaciones para evitar la desidia de los adolescentes en verano.

Ver también: Viajar con adolescentes en verano

Aburrimiento y desidia de los adolescentes en verano

Pautas para evitar la desidia de los adolescentes en verano

Según se va acercando el verano los padres se encuentran en la misma situación: la controversia sobre cómo hacer cálculos en torno al tiempo que van a pasar los chavales entre el pueblo con los primos, en colonias urbanas, campamentos, vacaciones con los padres, etc. Todo un auténtico rompecabezas organizado sobre un calendario.

Ese rompecabezas trasladado al mundo adolescente, es un escalón mucho más serio que incrementa la preocupación de si son o no capaces de permanecer solos en casa sin que ningun adulto lo supervise. Son tres meses por delante con mucho tiempo libre, sin apenas obligaciones y con unos horarios muy intempestivos los cuales se inicia a media mañana y terminan saltas horas de la noche.

Toda esta desregulación genera con el paso de las semanas una apatía, su cerebro (estamos hablando de adolescentes) esta en evolución, están en un periodo de la vida en los que sufren una transformación brutal a nivel fisiológico, emocional, se convierten en adultos en poco tiempo.

Esta serie de cambios vertiginosos necesitan un gran consumo de energía y su cuerpo tiende a una inactividad interna. Ante esta situación, mi opinión como neuropedagoga está basada en pensar, conocer sus gustos, consensuar con ellos, proponerles. Aunque a ellos les encantará decir "no", no olvidemos que están creciendo. En este sentido os propongo unas recomendaciones para evitar la desidia de los adolescentes en verano:   

1. Es importante elaborar un horario flexible en el que ellos distribuyan y sean responsables de su tiempo, deben decidir a qué dedicarlo y cómo.

2. Pautar una colaboración en las tareas domésticas, recoger su habitación y ser responsables de su ropa y calzado (esto ayuda mucho en el núcleo familiar).

3. Yo añadiría un simple trabajo de observación diaria, haciendo colecciones de algo, puzzles, escribiendo todos los días o comentando detalles y novedades del entorno.

4. Ofrecer opciones y actividades, por ejemplo, un voluntariado para que tengan opción a conocer otras realidades y que ellos elijan y hagan frente en que o cuando. 

5. Restringir un poco el uso de dispositivos móviles, presentando opciones como salidas a la playa en grupo o animarles a quedadas para ir ala piscina.

Está claro que el aburrimiento es un estado mental necesario y que se da en todas las edades y que es la antesala, del pensamiento divergente y la creatividad. Pero también nos lo podemos encontrar o presentarse como "el anverso de la moneda" y llevar a los adolescentes a la desidia y a serios problema s conductuales y pensamientos encasillados. Por lo tanto, espero que estas recomendaciones os ayuden a evitar que vuestros hijos caigan en ese estado de desidia y pereza este verano.

Feliz Verano

Naty Rodado Hernandez
Pedagoga especializada en neurodesarrollo
Neurologopeda y perito judicial.

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!