Cuando el bebé no duerme lo suficiente

Te damos una solución para cada caso si el bebé tiene el sueño alterado.

Tu pequeño pasa despierto mucho más tiempo que los demás bebés. Esa falta de sueño parece que le provoca cansancio. Está irritable durante el día y llora a menudo. Y tú… ¡estás agotada! Sigue los consejos de nuestra especialista.

Si no consigue dormirse

A partir más o menos de lo 6 meses, tu bebé va a dormir cada vez menos durante el día. En cambio, su tiempo de sueño nocturno aumentará, pasando de unas 9 horas a los 3 meses a 12 horas entre los 6 y los 12 meses. La duración del sueño varía según los niños. Los hay que duermen poco y otros que son muy dormilones. Pero tu bebé se resiste a caer en brazos de Morfeo. A menudo porque no coge el “tren del sueño” a tiempo.

Qué debes hacer

Identifica bien las señales de cansancio: se frota los ojos, tiene los arcos ciliares rojos, se chupa el pulgar… En cuanto aparezcan esos signos, no tardes en meterlo en la cuna. No lo cojas en brazos para que se duerma. Eso le impediría desarrollar estrategias para coger el sueño solo si se despierta. Coloca la cuna frente a la puerta, con el protector del lado de la pared. Tu bebé tiene que poder mirar a su alrededor.

Si se despierta a menudo

Durante la siesta o por la noche, tu pequeño se despierta a menudo. Aunque se haya dormido hace poco, lo oyes agitarse y llorar. Estas manifestaciones suelen ser debidas a la dificultad de pasar de un ciclo de sueño a otro. En realidad, no se despierta del todo.

Qué debes hacer

Sobre todo no lo despiertes sacándolo de la cuna para cogerlo en brazos. Tampoco le des el biberón. Entra en silencio en su habitación para comprobar que todo está en orden y tócale con la mano para que se tranquilice. Así evitarás despertarlo del todo. Luego te costaría aún más volverlo a dormir.

Si llora mucho por la tarde

En cuanto cae la tarde, tu pequeño empieza a llorar y ya no hay quien lo pare. Es inconsolable. Este “llanto de la tarde” corresponde a una fase normal de hiperactividad. Gracias al llanto, tu bebé descarga la ansiedad acumulada durante el día. ¿Qué debes hacer? Busca todo lo que pueda calmarlo: dale un baño, crea un espacio de luz tenue, ponle una nana… Acuéstalo en su cuna y, si sigue llorando, ve a verlo, háblale con dulzura, pero no lo cojas en brazos. Lo importante es que sienta que estás a su lado.

Testimonio de una madre

“Durante el primer año, Luís se despertaba tres y cuatro veces cada noche y le costaba volverse a dormir. Al cabo de un año, estaba agotada, a pesar de que estaba en paro y no trabajaba. Al final acudimos a un especialista que me enseñó a reconocer las señales de cansancio para acostarlo. Y me aconsejó que no lo cogiera en brazos para dormirlo. Seguí sus consejos y por fin Luís empezó a dormir bien. Por cierto, mientras tanto, encontré trabajo”. Lucie, madre de Luís, de 2 años.

Marie-Victoire Garcia con la colaboración de Lyliane Nemet-Pier, psicóloga y psicoanalista.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios (1)

17 ago 2018 13:08 Judith

¿No coger a tu bebé cuando se despierta por la noche? ¿Mejor le dejamos llorando desconsoladamente? Un método maravilloso para crearles ansiedad y que aún duerman menos