Pautas que dar a la niñera si el bebé está enfermo

¿Qué precauciones tomar en previsión de una enfermedad? Explícale a la niñera.

Es importante que confíes en la persona que se ocupa de tu pequeño en lo que respecta a la salud. A continuación hacemos un repaso a lo que puedes pedirle a la niñera en caso de fiebre, pequeñas indisposiciones y tratamientos de larga duración.

Esta mañana, tu hijo está enfermo, ¿la niñera está obligada a quedarse con él?

Generalmente, en el contrato de trabajo se especifica el comportamiento a seguir, de común acuerdo. Si tu hijo tiene fiebre o una enfermedad contagiosa (sarampión, paperas...) no está obligada a aceptarlo, porque su responsabilidad podría quedar comprometida si hubiera complicaciones. En cambio, no hay problema en caso de enfermedades benignas, como un resfriado.

Si tu hijo sigue un tratamiento, puedes autorizar a la niñera a dárselo, pero debes dejarle una copia de la receta indicando la posología. Si es un tratamiento regular que debe tomar cada día, es mejor consignarlo en el contrato de trabajo.

¿Qué medicamentos hay que tener en casa?

Fiebre, dolor, diarrea... Tienes que proporcionar a la niñera las medicinas necesarias para tratar esos problemas, por si tu hijo se pone enfermo. Déjale también una receta médica en vigor y renuévala cada 6 meses, en función del peso del niño.

La niñera nunca debe tomar la decisión de medicar al niño por iniciativa propia. Si surgiera algún problema, como una reacción alérgica, ella sería la responsable.

Ponerse de acuerdo es prioritario

¿Quieres taxativamente que la niñera te avise antes de dar una medicina a tu hijo? ¿A partir de qué temperatura le autorizas a tratar la fiebre: 38ºC, 38,5 ºC? Aclara estos puntos con la niñera antes de firmar el contrato.

No te olvides de especificar en el contrato los datos de contacto del médico de referencia de tu hijo y las personas a las que hay que avisar en caso de urgencia. Para los casos más graves, deja una autorización parental que la niñera pueda entregar al médico para practicar cualquier intervención médica o quirúrgica de urgencia.

¡Consejo!

Deja la cartilla sanitaria de tu hijo a la niñera. Dado que es un documento confidencial, si no quieres que ella lo consulte, puedes meterlo en un sobre cerrado y escribir "secreto médico". En caso de necesidad, la niñera se lo entregará directamente al médico.

Stéphanie Letellier
© Enfant Magazine

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!