Mi bebé tiene la piel reactiva

¿Qué es la piel reactiva? ¿Qué soluciones hay para cada caso?

Debido a las variaciones del clima o a un exceso de higiene corporal, a veces la piel de tu bebé se reseca y se debilita. Se le forman escamas e incluso se le enrojece. No es fácil aliviarle eficazmente adaptándose a sus circunstancias. Sigue los consejos del dermatólogo Tandeau de Marsac.

1. A menudo tiene la piel seca

Las variaciones climáticas o de la temperatura ambiente hacen que muchas veces tu bebé tenga la piel seca. la sequedad afecta generalmente a las piernas, los brazos, la parte superior de las manos y también a las mejillas. En esas zonas, la piel está menos tersa y suave al tacto.

Qué debes hacer:

  • No espacies los baños que tanto le gustan. Pero procura no prolongarlos y, sobre todo, no le pongas el agua muy caliente. Basta con unos minutos a 37 ºC.
  • Utiliza jabón supergraso, si es posible sin tensoactivos.
  • Al salir del agua, sécalo bien con una tela suave, con pequeños toques, sin frotar, para no dañar las zonas sensibles.
  • Evita todo contacto con tejidos sintéticos y con la lana. Lo ideal es ponerle un body de algodón suave debajo de la ropa, día y noche.

2. Tiene placas

Al acariciar a tu pequeño, notas que tiene la piel reseca en algunas partes del cuerpo, a menudo por encima y por debajo de los codos y a veces en los muslos.

Qué debes hacer:

  • Tienes que tomar las mismas precauciones a la hora de asearlo: conviene que le des una crema hidratante por todo el cuerpo, insistiendo en las zonas más afectadas. Puede estar enriquecida con karité o avena rehalba.
  • Aprovecha la ocasión para darle un masaje, ¡seguro que le gusta!

3. Tiene un eccema en toda regla

Las placas se extienden y son más importantes. Puede que incluso detectes costras detrás de las rodillas y en el pliegue de los codos, lo que demuestra que tu bebé ha conseguido rascarse en esas zonas. El niño tiene un eccema.

Qué debes hacer:

  • Una medida preventiva muy simple: córtale las uñas para que no se haga daño al rascarse.
  • Pasa a un tratamiento más fuerte. El pediatra o el dermatólogo suele recetar un tratamiento temporal local con cortisona. Son cremas con dosis muy bajas, especiales para los más pequeños, por lo que no hay peligro de sufrir los efectos secundarios indeseables que suelen atribuirse a este medicamento. Siempre que respetes la dosis y la frecuencia de aplicación, la cortisona simplemente aliviará la piel de tu bebé.

Sophie Viguier-Vinson, con la colaboración de Tandeau de Marsac, dermatólogo.
Enfant.com

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Cuidados en la piel del bebé

    Cuidados en la piel del bebé

  • Granos en la piel de los recién nacidos

    Granos en la piel de los recién nacidos

  • El angioma en la piel de un bebé

    El angioma en la piel de un bebé

  • Consejos para cuidar la piel de los niños

    Consejos para cuidar la piel de los niños

  • Eccema en bebes

    El eccema del lactante

  • Aseo del bebé

    10 trucos para el aseo del bebé

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!