Los primeros zapatos del bebé para caminar a examen

¿Tu hijo está dando sus primeros pasos? Elige un buen calzado

Los primeros zapatos del bebé para caminar a examen

¿Tu hijo está dando sus primeros pasos? Es el momento de escoger sus primeros zapatos para caminar. Conoce lo que debes saber para escoger el calzado adecuado para él.

El empeine

Lo ideal es que la parte superior que cubre el pie sea de piel. Comprueba que el forro también sea de piel para que el pie pueda respirar y permitir la evacuación de la transpiración.

El sistema de cierre

Es preferible que los primeros zapatos para caminar sean de cordones, porque la sujeción se adapta mejor a cada morfología. Tienen que estar bien apretados para que sujeten el pie, pero sin comprimirlo. Más adelante, el velcro ayudará a tu hijo a incrementar su autonomía, pero deberás comprobar que estén bien calzados.

El refuerzo posterior

El refuerzo posterior, situado a la altura del talón, debe ser suficientemente alto y bien rígido para evitar la torsión lateral del pie durante la marcha.

La suela

No tiene que pesar demasiado: a los 12 meses, es mejor tener el pie ligero para no cansarse. Mejor de goma, ya que es impermeable y antideslizante, a diferencia del cuero.

La talla

Tiene que estar perfectamente adaptada al pie del niño. Si es demasiado pequeña, comprime e impide un crecimiento equilibrado. Y si es demasiado grande, produce roces molestos. Es mejor un solo par de su talla que dos o tres pares que no se adapten bien a su pie.

5 preguntas a Paul Salentey, podólogo

1. ¿Cuándo tiene que empezar a llevar zapatos de verdad?

Los primeros zapatos flexibles sirven sobre todo para proteger del frío y de los golpes. Su pie no estará suficientemente musculado hasta pasados entre 3 y 6 meses después de sus primeros pasos. Ese será el momento de calzarle unos zapatos de verdad. Pero, en casa, conviene quitárselos todo lo posible para que camine descalzo o con calcetines antideslizantes.

2. ¿Puede ponerse los zapatos de su hermano mayor?

Cada persona tiene un tipo de pie, un modo de caminar distinto. Eso provoca una deformación particular en el zapato. No hay que poner aun niño los zapatos de otro porque pueden resultarle incómodos o reproducir en él posibles problemas de marcha del anterior usuario.

3. ¿Cuándo hay que comprarle un número más?

El pie del bebé crece de media una talla cada 3 meses. Comprueba la suya una vez al trimestre con la ayuda de un pedímetro o quita la plantilla interior del zapato para ver la huella de los dedos de los pies, que no debe situarse a menos de 5 mm del borde.

4. ¿Qué hacer si le sudan los pies?

Les ocurre a todos los bebés, y eso produce olores desagradables. No hay que evitar esa transpiración natural, sino evacuarla. No apliques productos antitranspirantes sobre la piel, ponle calcetines de algodón y zapatos con forro de piel, y cuida la higiene y el secado de los pies.

5. ¿Tiene los pies planos?

Los pies de los bebés son regordetes y parecen planos, aunque la bóveda plantar ya está formada. No hay que intentar acentuarla utilizando una plantilla de arco pronunciado. Tampoco hay que preocuparse porque camine sobre la punta de los pies, lo hacen todos los bebés hasta los 2 o 3 años.

 

Elisabeth Tzimakas con la colaboración de Paul Salentey, podólogo.

© Enfant Magazine

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Cómo elegir la ropa adecuada para el bebé

    Cómo elegir la ropa adecuada para el bebé

  • Mi hijo quiere vestirse solo

    Mi hijo quiere vestirse solo

  • Corte de pelo bebe

    El primer corte de pelo del bebé

  • Psicomotricidad del bebé

    La psicomotricidad del bebé

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!