Frosty, el muñeco de nieve. Cuentos de Navidad para niños

Versión corta de la historia de Frosty, The Snowman, un cueto navideño para niños

Frosty, the Snowman es una popular canción en inglés que dio lugar a una película de dibujos animados de 1969. Desde entonces se han hecho distintas versiones de la historia original. En conmishijos podrás leer una versión del cuento Frosty, el muñeco de nieve, un bonito cuento de Navidad para leer con los niños.

Cuento de Navidad: Frosty, el muñeco de nieve

cuento de frosty, el muñeco de nieve

Era una soleada y nevada mañana de invierno y en la escuela se celebraba la fiesta de Navidad. La maestra había contratado al profesor Hinkle, un mago un poco atolondrado y torpe, para entretener a los niños. Sin embargo, sus trucos de magia no parecían funcionar, todo le salía del revés y enfadado, arrojó su viejo sombrero de copa fuera del escenario. 

El sombrero, chocó con el cubo de la basura y liberó a un extraño personaje llamado Hocus Pocus, un conejo que hizo reír a los niños humillando al profesor Hinkle. Cuando la celebración terminó, los niños salieron a jugar y decidieron hacer un gran muñeco de nieve. Trabajaron todos juntos y le pusieron una nariz hecha con un botón, ojos de carbón y una pipa de mazorca de maíz. Los niños disfrutaban jugando a su alrededor y cantando canciones. Tan orgullosos estaban de su obra que incluso una pequeña, Karen, decidió darle nombre, le llamó Frosty.

Los niños jugaban junto a Frosty cuando Karen se dio cuenta que el viejo sombrero del mago estaba en una esquina del jardín y decidió terminar de decorar al muñeco de nieve con el. Sin embargo, algo mágico pasó en el mismo instante en que Karen le puso el sombrero. El muñeco de nieve había cobrado vida. Podía hablar, moverse, andar, reír y jugar con los niños.

Pero entonces, el profesor Hinkle se percató de lo que había ocurrido y quiso recuperar el sombrero para poder usar su magia y hacerse rico. En cuanto le quitó el sombrero, Frosty se quedó de nuevo inmóvil y sin vidaSin embargo, el conejo Hocus que todavía andaba por allí, le arrebató el sombrero al profesor para que Frosty pudiera cobrar vida de nuevo. Todos volvieron a jugar y a divertirse cuando el sol comenzó a brillar fuerte haciendo que la temperatura subiera. 

Frosty asustado alertó a los niños de que el sol iba a derretir todas sus capas de nieve convirtiéndole en un charco de agua. Pero Karen, siempre tan imaginativa, propuso llevarlo hasta la estación de tren para ponerle rumbo al Polo Norte, donde podría vivir para siempre. 

Así fue como Frosty y Karen emprendieron su viaje emocionados pero, a medida que el tren se encaminaba hacia el norte, Karen comenzaba a tener mucho frío, tanto que parecía que iba a congelarse.

¡Qué dilema! Frosty no podía vivir si hacía calor, ni Karen en el Polo norte. Por más que intentaron encontrar una solución, mientras el profesor Hinkle seguía pretendiendo robar el sombrero, no dieron con ella. Pero había una persona que sí podía ayudarles… ¡Santa Claus!

Karen y Frosty se encaminaron hacia el hogar de Papá Noel para exponerle su problema y encontrar una solución. Y, ciertamente la encontró. Papá Noel le explicó a Karen que Frosty siempre viviría porque estaba hecho de nieve de Navidad y nunca podría derretirse por completo pero, necesitaba el frío del Polo Norte, mientras que Karen tenía que volver a su casa. En cuanto al profesor Hinkle, para lograr que cejara en su intento de robar el sombrero de Frosty, le regaló uno nuevo que pareció convencer al mago.

Así fue como Papá Noel les montó en su trineo y dejó a Karen en su casa llevándose consigo a Frosty al Polo Norte y prometiendo a Karen regresar cada día de Navidad para que ambos pudieran encontrarse año tras año. 

Canción en inglés: Frosty, the snowman

"Frosty the Snowman" es una popular canción navideña inglesa que fue escrita por Walter Rollins y Steve Nelson, y grabada por primera vez en 1950, aunque la versión más popularr es la que realizó Jimmy Durante.

Una canción navideña que, todavía hoy cantan los niños durante las fiestas o mientras hacen su propio muñeco de nieve.

 Frosty, the Snowman   Frosty, el muñeco de nieve

Frosty the snowman
Was a jolly happy soul
With a corncob pipe
And a button nose
and two eyes made out of coal

Frosty the snowman
Is a fairy tale they say
He was made of snow
But the children know
How he came to life one day

There must have been some magic
In that old silk hat they found
For when they placed it on his head
He began to dance around

Frosty the snowman
Was alive as he could be
And the children say
He could laugh and play
Just the same as you and me

Frosty the snowman
Knew the sun was hot that day
So he said, “Let’s run
And we’ll have some fun
Now before I melt away”

Down to the village
With a broomstick in his hand
Running here and there
All around the square
Saying “Catch me if you can”

He led them down the streets of town
Right to the traffic cop
And he only paused a moment when
He heard him holler “Stop!”

Frosty the snowman
Had to hurry on his way
But he waved goodbye saying,
“Don’t you cry
I’ll be back again some day”

Thumpity, thump, thump
Thumpity, thump, thump
Look at Frosty go

Thumpity, thump, thump
Thumpity, thump, thump
Over the hills of snow

Frosty el hombre de nieve
Era un alma alegre y feliz
Con una pipa de mazorca de maíz
Y una nariz de botón
y dos ojos hechos de carbón

Frosty el hombre de nieve
Es un cuento de hadas, dicen
Estaba hecho de nieve
Pero los niños saben
Cómo volvió a la vida un día

Debe haber habido algo de magia
En ese viejo sombrero de seda encontraron
Para cuando se lo pusieron en la cabeza
Comenzó a bailar

Frosty el hombre de nieve
Estaba vivo como podía estar
Y los niños dicen
Podía reír y jugar
Igual que tú y yo

Frosty el hombre de nieve
Sabía que el sol estaba caliente ese día
Entonces él dijo: "Corramos
Y nos divertiremos
Ahora antes de que me derrita "

Abajo al pueblo
Con una escoba en la mano
Corriendo aquí y allá
Alrededor de la plaza
Diciendo "Atrápame si puedes"

Los condujo por las calles de la ciudad.
Derecho a la policía de tráfico
Y solo se detuvo un momento cuando
Lo escuchó gritar "¡Alto!"

Frosty el hombre de nieve
Tuvo que apurarse en su camino
Pero se despidió diciendo:
"No llores
Volveré de nuevo algún día "

Thumpity, thump, thump
Thumpity, thump, thump
Mira a Frosty ir

Thumpity, thump, thump
Thumpity, thump, thump
Sobre las colinas de nieve

 

 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!