Desarrollo del bebé en la semana 14 de embarazo

Crecimiento y evolución del feto en la semana 14 de gestación

Muchos de los síntomas más molestos del primer trimestre, como las nauseas y vómitos o el excesivo cansancio y sueño, comienzan a mitigarse o incluso llegan a desaparecer. Además, ya se empieza a hacer visible el embarazo, sin tener aún limitaciones en los movimientos o en las actividades cotidianas. Al inicio de la semana 14 de embarazo el útero tiene ya un tamaño similar al de un mango y puedes empezar a notar que te aprieta la ropa.

Crecimiento del feto en la semana 14 de gestación

Desarrollo del bebé en la semana 14

El bebé crece rápidamente, en la semana 14 de gestación mide unos 12,5 centímetros y pesa 150 gramos aproximadamente. Ya esta casi completamente formado, los brazos y las piernas siguen alargándose para hacer un cuerpo cada vez más proporcionado. Se puede mover cientos de veces al día dentro del útero sin sufrir ningún daño, pues la bolsa de líquido amniótico y las gruesas paredes uterinas protegen al bebe. Un fino y suave pelo crece por todo su cuerpo para proteger la piel, se llama lanugo y se quedará allí hasta que empiece a desaparecer un par de semanas antes de su nacimiento. El bebé también está desarrollando el pelo en la cabeza, así como las pestañas y el primer indicio de las cejas.

En la semana catorce de embarazo, la glándula tiroidea del bebé ha madurado y sus órganos reproductivos han acelerado su desarrollo; está comenzando a producir hormonas por sí mismo. La sangre se forma en la médula ósea del bebé, y sus pulmones están trabajando y preparándose para ese gran día, cuando realice la primera inspiración de aire fresco.

La placenta trabaja a pleno rendimiento para aportar la alimentación y el oxigeno que el bebe necesita ahora que se están produciendo tantos cambios y tan deprisa.

Ana Tejeda. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!