El embarazo después de los 35 años

Ser madre después de los 35 años

Cada vez es más habitual el embarazo después de los 35 años de edad, mientras que descienden las mujeres que se quedan embarazadas con menos de 30 años. Esto es una consecuencia de planificar el mejor momento para formar una familia y de la incorporación de la mujer a la vida laboral.

Esta claro que la edad es importante en el embarazo, y que a mayor edad, más son las complicaciones que pueden surgir. Sin embargo, los avances médicos reducen casi a diario los riesgos. Muchas mujeres mayores de 35 años tienen embarazos normales y partos normales, aunque las estadísticas muestran que las complicaciones aumentan a mayor edad de la madre.

Riesgos del embarazo después de los 35 años

Embarazo después de los 35 años

El principal riesgo reproductivo que puede tener una mujer de este grupo de edad, es el de no quedarse embarazada, debido a un descenso de la fertilidad. Una vez superado este paso y haber conseguido una gestación, el riesgo más común es el de tener un bebé con síndrome de Down, riesgo que en la actualidad no se conoce como se puede prevenir, pero cuyo diagnóstico intrauterino se realiza de manera rutinaria.

También las mujeres mayores son más propensas a tener problemas crónicos de salud, tales como hipertensión, problemas cardíacos y renales, enfermedades autoinmunes, y  diabetes tipo II, que complican el embarazo..Tienden a cansarse más rápidamente que las mujeres más jóvenes, a pesar de una dieta saludable y un régimen de ejercicio regular que les aporta energía. 

A pesar de los riesgos que pueden presentarse en los embarazos de mujeres mayores de 35 y de los cuales no están exentas el resto de las mujeres, las noticias son buenas. En el momento actual, el avance de las tecnologías permite un control exhaustivo de aquellos embarazos de riesgo con ecógrafos de alta resolución que permiten detectar más alteraciones fetales y poner tratamientos precoces. Los fármacos y una buena supervisión de la salud permiten que disminuyan las complicaciones durante el embarazo y el parto.

Sin embargo, por mucho que avance la medicina para controlar la gestación, lo principal es lo que las mismas mujeres pueden hacer. Una dieta saludable, ejercicio diario, no olvidar las vitaminas prenatales y un buen control gestacional harán que todo el proceso sea mucho más fácil.

¡Intenta relajarte, siéntete segura y disfruta del embarazo! Las madres mayores de 35 años tienen más experiencia en la vida y mayor estabilidad económica que las más jóvenes, lo cual es útil cuando se está criando a un niño. Nunca ha habido una época mejor para ser madre después de los 35 años.

 Ana Tejeda. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!