Cómo conseguir un embarazo sano

Las claves de los cuidados para el bebé y la madre

Para conseguir un embarazo sano hay que seguir algunos consejos: acude al médico, haz dieta sana, ponte en forma y evita todo tipo de riesgos. Cuanto mejor preparado esté tu organismo para la concepción, mejor se adaptará a las demandas de la gestación y mayores probabilidades tendrás de conseguir un embarazo a término y dar a luz un niño sano. Estos pasos pueden contribuir a ello, por eso te recomendamos que los sigas por el bien de tu salud.

Consejos para las embarazadas

Cómo conseguir un embarazo sano

Visita al médico antes del embarazo

Habla con tu ginecólogo o médico de cabecera de tus intenciones de quedarte embarazada. Cualquier problema de salud, por pequeño que sea, debe ser objeto de consideración antes de la concepción. Si, en tu familia o en la de tu pareja, existen antecedentes familiares de enfermedades genéticas, el médico puede recomendar pruebas genéticas específicas.

Pide un examen ginecológico completo que incluya pruebas de detección de enfermedades de transmisión sexual. Informa al médico del método anticonceptivo que utilizas. (Se recomienda dejar los anticonceptivos orales, parches e inyecciones anticonceptivas varios meses antes de intentar el embarazo. )

Si tomas fármacos de cualquier tipo (tanto recetados por el médico como sin receta), plantas medicinales o suplementos vitamínico/minerals, pregunta si puedes seguir tomándolos durante el embarazo, y comprueba que estás al día en vacunaciones.

Las visitas regulares al médico son de rigor en el embarazo. Tu ginecólogo u obstetra vigilará que te sometes a las pruebas necesarias a tiempo y te dará la información, pautas y consejos necesarios para que ese embarazo transcurra sin problemas y el bebé se desarrolle normalmente.

El dentista antes del embarazo

Sométete a un examen dental minucioso y a una limpieza dental antes de quedarte embarazada..
Empastes, endodoncias y otros procedimientos odontológicos deben hacerse también antes del embarazo. Sobre todo, evita totalmente los rayos X una vez sepas que estás embarazada o pienses que puedes estarlo.

Dieta equilibrada para conseguir un embarazo

Pide consejo acerca de la dieta que debes seguir. Recuerda que debe ser más rica en ciertos nutrientes, entre ellos calcio, proteínas magras y hierro.

Elige alimentos ricos en nutrientes (pescados, carnes magras, verduras, frutas, legumbres y cereales integrales, lácteos descremados…) y evita las calorías vacías de la comida rápida (dulces, harinas blancas y derivados, refrescos azucarados, snacks ricos en grasas saturadas y trans…)

Riesgos del aumento de peso

Evita el exceso de peso, tanto antes como durante el embarazo, pero aliméntate bien. Si bien los kilos de más pueden complicar la gestación, una dieta hipocalórica y pobre en nutrientes tiene también consecuencias en la salud de la embarazada y en el desarrollo del bebé. Vigila las tablas de aumento de peso establecidas para el embarazo y procura adherirte a las recomendaciones.

Vitaminas antes del embarazo

Toma un suplemento vitamínico/mineral y asegúrate de que contiene 400 microgramos de ácido fólico (vitamina del grupo B, que ayuda a prevenir defectos congénitos relacionados con el cerebro y la médula espinal en el feto, llamados defectos del tubo neural).

Muy importante: empezar a tomar el suplemento antes de la concepción. En cambio, los suplementos de hierro no suelen aconsejarse hasta el segundo trimestre de embarazo, porque el hierro reduce la absorción de cinc, lo cual puede producir problemas gástricos y estreñimiento.

Ejercicio físico en el embarazo

Unos músculos entonados y ejercitados ayudan a soportar mejor el peso del bebé durante el embarazo y previenen problemas de espalda y varices. A la vez, un programa de ejercicio regular adecuado (caminar, nadar...) ayuda a que el parto sea más fácil y ayuda a controlar el peso.

Bebe mucha agua para mantenerte hidratada y evita los ejercicios demasiado intensos y las altas temperaturas.
Consulta al médico el mejor plan de ejercicios en tu caso (los que exigen demasiado esfuerzo o conllevan riesgo de traumas o caídas están totalmente desaconsejados).

Sustancias peligrosas antes y durante el embarazo

La ingesta y exposición a productos y vapores químicos pueden reducir la fertilidad y, una vez conseguido el embarazo, pueden ser peligrosos para el bebé. Plomo, mercurio, asbestos, insecticidas, productos de limpieza, vapores de pinturas y disolventes, incluso algunos plásticos y materiales empleados en envases alimentarios... pueden ser peligrosos para el feto en desarrollo. Infórmate acerca de esos riesgos y evítalos hasta donde te sea posible. Si dudas de algún producto o sustancia, pregunta a tu médico.

Drogas y estupefacientes están absolutamente contraindicados en el embarazo. Todas las drogas son peligrosas y pueden tener consecuencias fatales para el bebé.

Di adiós al alcohol, en todas sus variantes (vino, cerveza, destilados, cócteles...). Tomado durante el embarazo, puede provocar síndrome fetal de alcohol, capaz de generar daños cerebrales y otros defectos en el feto. Deja el tabaco y evita los ambientes con humo. El tabaco reduce la fertilidad y es pernicioso para el embarazada y el bebé. 

Evita el exceso de cafeína. Si no puedes dejar totalmente el café, intenta reducir su consumo gradualmente y quedarte con una sola taza al día. Además de perturbar el sueño, la cafeína interfiere en la absorción de ciertos minerales esenciales durante el embarazo.

Las embarazadas más relajadas

Contempla tu embarazo como un reto apasionante y busca entornos y situaciones de calma y optimismo. Una organismo estresado y tenso no es el mejor hábitat para el bebé.
Recuerda que tu organismo necesita ahora de más descanso y tranquilidad. Establece claramente tus prioridades y reserva tiempo para ti misma.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Qué debes considerar antes de quedar embarazada

    Qué debes considerar antes de quedar embarazada

  • Consulta médica antes del embarazo

    Consulta médica antes del embarazo

  • Cómo planificar un embarazo

    Cómo planificar un embarazo

  • Cómo afecta la clamidia al embarazo

    Cómo afecta la clamidia al embarazo

  • Ácido fólico antes y durante el embarazo

    Ácido fólico antes y durante el embarazo

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!