Cómo se sienten realmente la contracciones de parto (desde el inicio al alumbramiento)

Aprende a diferenciar las contracciones de Braxton Hicks de las de parto

Uno de los momentos que más dudas y miedos provoca en las mamás embarazadas es el momento del parto. A lo largo de la gestación surgen preguntas como: "¿cómo sabré que estoy de parto?, "¿me dolerán mucho las contracciones?", "¿podré aguantar el dolor?", "¿saldrá todo bien?"...

Estos calambres que suceden desde el momento en que se desencadena el parto hasta que se produce el alumbramiento, pueden ser de distinta intensidad dependiendo de cada mujer. Hay quien lo describe como un dolor controlable y para quien fue el dolor más intenso de su vida. Y es que, no hay dos partos iguales y cada mujer vive el nacimiento de su hijo de una forma distinta. En cualquier caso, te explicamos cómo se sienten las contracciones de parto desde que este se inicia hasta que das a luz, para que aprendas a diferenciarlas de las contracciones de Braxton Hicks y puedas estar preparada para este importante momento.

¿Cómo se sienten las contracciones de parto realmente?

cómo son las contracciones de parto

Desde calambres similares a los de regal hasta un dolor similar a un cólico de gases, te explicamos cómo se sienten las contracciones de parto en cada etapa para que sepas qué síntomas físicos has de tener en cuenta. 

Partimos de la base que no es sencillo describir como se sienten las contracciones de parto, ya que para cada mujer es un poco diferente. Cada persona tiene un umbral del dolor distinto y, los nervios o miedos, pueden agudizar un dolor ya existente. Aun así, sí podemos darte algunas pistas que te indicarán que lo que estás sintiendo son contracciones que indican que el parto ha comenzado. Esto es lo que puedes sentir:

Las contracciones de parto pueden sentirse como unos fuertes calambres menstruales. ¿Recuerdas algún ciclo menstrual que fuera realmente molesto? Pues las contracciones que indican que el rabajo de parto ha comenzado pueden ser similares, es decir, comienzan como calambres de regla para ir empeorando a medida que avana la dilatación.

Podrás sentir como el útero se tensa, la tripa se pondrá dura mientras dura la contracción. Y es que, la función de las contracciones es la de ayudar al bebé a bajar por el canal del parto y poder salir del cuerpo de la mamá. Por lo tanto, los músculos alrededor del útero se contraen y endurece mientras se está produciendo la contracción. Este endurecimiento puede sentirse en lo profundo del abdomen, en el lado derecho e izquierdo de la tripa o incluso en la espalda, en la zona de los riñones. 

Otro de los símiles que suelen hacer muchas mamás que han dado a luz es con el cólico de gases. Un fuerte cólico provoca una fortísima molesia en la zona del bajo vientre y puede incluso hacer que no puedas respirar bien y que parezca que no existe otra cosa que ese dolor localizado en el abdomen y que es de intensidad fuerte.

Otras mamás notan un dolor muy fuerte en la espalda, y es que, cuando el bebé está mirando hacia arriba cuando desciende por el canal del parto, se puede producir una presión del cráneo del bebé sobre los nervios de la espalda de la mamá, una circunstancia que provoca un fuerte e intenso dolor en la zona de la espalda, junto con el endurecimiento de la tripa y el calambre que provoca la contracción. 

Una contracción de parto, a diferencia de la de Braxton Hicks, va aumentando de frecuencia a medida que avanza el trabajo de parto. Por lo tanto, ante la duda de si lo que estás sintiendo es una u otra, has de controlar la frecuencia. Si las contracciones no desaparecen a medida que avanzan los minutos y comienzan a producirse de forma gradual, cada vez más cerca unas de otras, indica que está sucediendo, vas a tener a tu bebé en breve. 

Las contracciones de parto deben venir al menos cada 5 min de forma regular y con una intensidad no soportable en muchas mujeres durante al menos una o dos horas. La contracción puede durar cerca de un minuto y, en ocasiones, para la mujer es tan dolorosa que no es capaz de hablar. 

Por lo tanto, una vez garantizado que estás sufriendo contracciones de parto y éstas se produzcan cada cinco minutos, conviene que te acerques a tu hospital para que te puedan monitorear allí y atenderte hasta que llegue el momento de los pujos del parto. En el caso de haber tenido ya más partos, se debe acudir al hospital cuando las contracciones comienzan a ser regulares y vienen cada 8-10min.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Contracciones de parto: cuándo acudir al hospital

    Contracciones de parto: cuándo acudir al hospital

  • Los entuertos, contracciones posparto

    Los entuertos, contracciones posparto

  • ¿Cuánto dura el parto?

    ¿Cuánto dura el parto?

  • 7 Consejos para relajarse durante el parto

    7 Consejos para relajarse durante el parto

  • Lo que nadie cuenta acerca del parto

    Lo que nadie cuenta acerca del parto

  • Síntomas relacionados con el parto

    Síntomas relacionados con el parto

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!