10 secretos para un parto más fácil

Consejos para facilitar el parto

El trabajo de parto consiste en la dilatación del cuello del útero hasta los 10 centímetros, momento en que tu cuerpo está preparado para permitir que tu bebé atraviese el canal de parto y salga al exterior. Hasta ese momento, el cuerpo de la mujer empieza a trabajar para conseguirlo mediante contracciones que se reparten en distintas etapas, según su intensidad y fase del parto. Te contamos los 10 secretos para tener un parto más fácil.

Consejos para ayudarte durante el trabajo de parto

secretos para un parto fácil

1. Mantente en forma

Las mujeres embarazadas que realizan ejercicio de manera regular, tienden a tener partos más cortos. Caminar, nadar o acudir a clases de yoga o Pilates favorecen la flexibilidad y aumentan la energía. Además te ayudarán a evitar algunas molestias asociadas con la gestación como la hinchazón, el dolor de espalda o el insomnio.

Si no puedes practicar deporte, al menos intenta caminar durante 30 minutos al día para favorecer la circulación. 

2. Acude a las clases de Educación Maternal

Los conocimientos e información que aportan y la posibilidad de resolver dudas, disminuye la ansiedad y el miedo del día del parto. Las mujeres que han acudido a sus clases maternales están más preparadas ya que pueden anticipar los distintos cambios que ocurren a lo largo de la gestación y conocen lo que ocurrirá a lo largo del parto, minimizando así los temores que despiertan la última fase del embarazo.

3. Escoge a la persona adecuada

La mayoría de las veces, esto significa tu pareja. Pero puede ser otra persona, como tu madre o tu hermana. Otra opción es un apoyo adicional: una doula, que te ofrece cuidados y te informa de la evolución del parto.

Es importante que esa persona pueda acompañarte aportando calma, tranquilidad y positivismo, ya que contribuirá a minimizar el dolor de las contracciones y la ansiedad que provoca en la mamá el momento del parto.

4. Distráete

Puedes llevarte un libro, música o un ordenador portátil, puede hacer que las horas del parto se pasen mas rápido. Algunas mujeres primerizas pueden estar muchas horas de parto, por lo que puede ayudarte poner la mente en otro lado y no estar pensando con angustia en que todo va más lento que lo que habías imaginado.

5. Toma una ducha

El agua tibia relaja los músculos tensos, cansados y alivia el malestar que producen las contracciones. Darte una ducha o un baño al inicio del parto puede ayudarte.

Un parto más fácil

6. Elige postura

Si la matrona lo aprueba, puedes andar, realizar estiramientos, ponerte en cuclillas, a gatas o simplemente tumbada de lado. En algunos hospitales permiten el uso de balones medicinales, lo que ayuda a relajar los músculos de la pelvis y a ayudar a que el bebé descienda por el momento del parto. Solo has de sentarte sobre él y realizar movimientos controlados de rotación.

7. Masaje

El masaje libera endorfinas, sustancias químicas para sentirse bien. Si te apetece un masaje, pídeselo a tu pareja, eso puede hacerle sentirse más implicado en el parto. Puede recorrer la espalda con los dedos desde los hombros hasta las caderas o puede presionar el cóccix con la palma de la mano o con una pelota de tenis en cada contracción.

8. Muévete

Si no tienes pensado ponerte la anestesia epidural, pasea si te apetece, que la posición vertical y activa no sólo ayuda a mantener tu mente fuera de la molestia, sino que puede ayudar a que tu bebé descienda por el canal vaginal. También puedes bailar con tu pareja, balancear la pelvis con la pelota, o incluso ponerte en cuclillas.

9. Técnicas de relajación

La respiración lenta entre las contracciones intensas ayudan a descansar y a relajarse. La respiración profunda, la visualización de un lugar favorito, o escuchar música también te pueden ayudar.

No subestimes el poder de la respiración para bajar el nivel de estrés y ayudar a controlar la situación.

10. Analgesia para el parto

Si estas de parto, la epidural no prolonga de manera significativa el parto ni aumentar las posibilidades de una cesárea. Incluso puede acelerar la dilatación al relajar sus músculos. Poco de la medicación llega a su bebé, ya que el medicamento se descompone antes de alcanzar la placenta. El mayor inconveniente es que limita la movilidad.

Ana Tejeda. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!