¿Está mi hijo preparado para tener un smartphone?

Cuándo comprar un teléfono inteligente a un niño

Según el informe El uso de las tecnologías por menores en España publicado por El Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), el 98% de los niños entre 10 y 15 años accede a Internet y, a los 13 años, 9 de cada 10 niños ya tiene un teléfono inteligente propio. Según las estadísticas, a partir de los 10 años, el uso del móvil se extiende rápidamente. 

Algunos padres ceden ante las insistentes peticiones de sus hijos, otros lo consideran importante para poder realizar actividades escolares online y, solo unos pocos, se resisten a dar un móvil al niño. ¿En qué grupo estás? Si eres de los que ya ha comprado un móvil al niño o te lo estás planteando, es posible que te estés preguntando si tu hijo está preparado para tener smartphone. Veamos qué debemos tener en consideración.

Cómo saber si mi hijo está preparado para tener un teléfono inteligente

¿Está mi hijo preparado para tener un smartphone? 

Muchos niños comienzan a pedir de forma insistente un teléfono a sus padres como el que antes pedía un juego de construcción. Entre los regalos favoritos de los niños están tanto los dispositivos móviles, como los ordenadores y las videoconsolas. Quieren tener, igual que los adultos, acceso a internet, WhatsApp, redes sociales, Youtube... En definitiva, el mundo entero al alcance de su mano. 

Artículo recomendado

Y, lo desean porque sus amigos lo tienen, sus padres lo tienen, sus familiares lo tienen... ¡¿quién no tiene hoy en día un móvil?! Algunos padres no ven ningún inconveniente en ello y, el teléfono cae como regalo de comunión o de Navidad a edades tempranas, otros esperan a que sea más necesario: para contactar con él si está en la biblioteca, para localizarle cuando salga con sus amigos, para que pueda hacer sus tareas online...

Cada familia tiene unas necesidades distintas y una opinión diferente sobre el momento oportuno para comprarle un smartphone al niño. Pero, si te preguntas si tu hijo está preparado para tener un móvil, debes tener en cuenta estas ideas:  

Conoce a tu hijo

La edad del niño juega un papel para muchos padres a la hora de comprar su primer móvil, por ejemplo, muchos niños tienen su primer móvil al entrar en Secundaria y comenzar una etapa en la que van y vuelven solos del Colegio o del Instituto. Sin embargo, más que la edad, según los expertos, lo que es crucial es conocer al niño y valorar cómo es de responsable o cómo puede afectarle tenr un smartphone. Y es que, aunque el informe antes mencionado indique que un porcentaje elevadísimo de niños tenga móvil, esto no significa que todos estén preparados para esta responsabilidad. 

En este sentido, debemos preguntarnos: ¿interferirá en sus estudios?, ¿supondrá conflictos familiares?, ¿ya no querrá pasar tiempo de ocio realizando otras actividades?

Los niños pueden demostrar que están preparados conociendo cómo afrontan la realización de sus tareas, cómo van en los estudios, si pierden o no sus pertenencias a menudo, cómo controlan sus impulsos... Conviene observar la forma en la que el niño maneja sus tareas y deberes cotidianos para ver si puede manejar las responsabilidades y la libertad que vienen con un teléfono inteligente en particular.

Dar educación en torno a la tecnología

Si crees que tu hijo es responsable y puede controlar el uso de la tecnología, aquí no termina todo. Es fundamental que los padres eduquemos en cuanto a su uso, realizemos los controles parentales oportunos y les informemos sobre los peligros de las redes sociales. 

Dar un móvil a un niño y mirar hacia otro lado puede ser fuente de problemas. Por lo tanto, controlar el tiempo que usan el móvil y las aplicaciones que usan, es fundamental para evitar conflictos para los que los niños no están preparados. El tiempo que pasan en las redes sociales está  estrechamente relacionado con problemas de ansiedad y depresión y además, pueden exponerse a peligros que desconocen como acceso a imágenes violentas, a mensajes relacionados con la imagen corporal, con la pornografía... Por lo tanto, control y educación son básicos. 

Dar pequeños pasos

Si no crees que tu hijo esté listo para la responsabilidad que conlleva un teléfono inteligente, hay pequeños pasos que puedes dar para introducir la tecnología y aumentar su nivel de comodidad con este entorno. No tiene que ser todo o nada, puedes comenzar con un teléfono inteligente, ya que disponen de algunos accesos a mensajería o GPS, sin llegar a ser la ventana abierta que es un ordenador o un móvil.  

También hay teléfonos no tan inteligentes, con acceso y tecnología más limitados, diseñados específicamente para niños. Son teléfonos que no tienen navegador o pueden tener filtros de control parental.

Crear un contrato con el niño

Una vez que hayas decidido que tu hijo está listo para asumir las responsabilidades y los desafíos que conlleva el acceso a un teléfono inteligente, es hora de tener una conversación seria con él sobre las reglas y expectativas.

Establece reglas básicas sobre el uso del teléfono de su hijo inicialemente, incluso podéis firmar un contrato de uso que niño y padres debéis firmar. El contrato puede estar revisado por ambas partes e incluir cláusulas que negociéis. 

Ser un ejemplo

Lo más difícil de establecer límites en el uso del teléfono de tu hijo es cuando no eres un ejemplo en este punto. Es decir, si pasas horas enviando mensajes, viendo tus redes sociales o navegando con tu terminal, será complicado hacerle entender que la relación con la tecnología ha de ser más responsable.  

Artículos relacionados

Comentarios (1)

09 jun 2022 10:58 Pedro

Buenos días. En mi opinión, lo menos inteligente que se puede hacer con nuestros hijos, es facilitarles el acceso a un teléfono inteligente. Es tal el número de inconvenientes que se plantean con el uso de este aparato, que no se como no está prohibido por ley hasta los 15 ó 18 años. El acceso a todo tipo de contenidos, estar expuestos a todo tipo de acciones por parte de extraños, en una edad tan compleja y con tantas dudas como es la adolescencia. No se qué ventaja a traído el uso de las redes sociales, tick tock, instagram, facebook......nuestros hijos cada vez menos sociales, menos imaginativos, menos curiosos, menos críticos, más influenciables, más conformistas, más egoístas, se expresan menos y peor..... A veces da la sensación de que alguien quiere imponer estos medios ( pizarras digitales, teléfonos inteligentes, tv inteligentes....), a toda costa y cuanto antes a una edad cada vez más temprana. Esos bebés que se ven en sus carritos, con los ojos secos mirando una pantalla de movil, para que el niño no llore, no se aburra, no moleste.....y no observe a su alrededor, no vea formas y colores, escuche sonidos, música y palabras, es decir que empiece a socializarse con el entorno y con los seres que en él habitan. Esto se debe replantear de manera urgente