Beneficios de la relación con tíos y tías para la vida de nuestros hijos

Relación sobrinos y sobrinas con tíos y tías, una complicidad muy especial

Dentro del entramado familiar, los tíos conforman una figura que permite construir un vínculo muy especial para los niños. Debido a su edad, pueden disponer de cierta autoridad con sus sobrinos, aunque el trato será diferente con ellos que con los padres o abuelos. Hablamos, por tanto, de una relación diferente y muy especial basada en el cariño, la complicidad y la confianza.

La relación entre tíos y sobrinos es positiva para nuestros hijos. Los tíos suelen romper la educación estructurada y normativa de los padres (“los padres siempre somos y seremos padres”) pero con cierta autoridad que permite el desarrollo de la creatividad a los más pequeños y la confidencialidad a los adolescentes. Los tíos están ahí para apoyar a nuestros hijos en cada una de sus decisiones, aconsejarlos cuando confiesan algún problema que les inquieta y además, son capaces de guiarlos cuando se equivocan.

Esta relación nunca debe ser impuesta u obligada aunque es necesario un contacto frecuente para que funcione, los tíos se convierten en consejeros, amigos, confidentes… al fin y al cabo, los niños aprenden de todas aquellas personas que forman parte de su vida. La relación tíos-sobrinos está basada en el contacto y puede convertirse en un vínculo muy consolidado con el tiempo, porque a pesar del mundo digital en el que estamos inmersos,  a los niños les encanta pasar tiempo de calidad con los adultos de referencia y compartir momentos de calidad alejados de los móviles, tableta o consolas…   

El papel de los tíos en la familia, una complicidad muy diferente

La relación tíos-sobrinos contiene mucha química a pesar de las diferencias de edad. Es una mezcla entre hermano, amigo… una figura a la que los niños acuden sin reparos cuando tienen un problema para que les guíe en el camino…

Como tantas veces hemos dicho, las experiencias del niño en su infancia proporcionan las bases para su desarrollo en la vida adulta. Para nosotros, como padres, contar con el apoyo de nuestros hermanos y hermanas a la hora de educar a nuestros hijos e hijas y propiciar la relación entre tíos y sobrinos, apoya nuestra labor y nos ayuda a comprender otro punto de vista ante las situaciones que viven nuestros hijos ampliando el abanico de posibilidades. Los tíos ayudan a conocer a sus sobrinos la historia familiar, pueden narrar anécdotas de sus padres cuando eran pequeños y describir cómo éstos fueron cuando eran niños o adolescentes…  

¿Cómo es la relación tío/tía-sobrino/sobrina?

  • Basada en la permisividad prudente.Los niños encuentran en sus tíos una mezcla perfecta entre amistad y protección que les da seguridad y los hace generar confianza y complicidad. El papel de los tíos es relajado y lúdico, no tienen que obligar a los sobrinos a hacer determinadas cosas que no les agradan y además pueden escuchar sin emitir juicios. Este último matiz es algo que los sobrinos valoran a la hora de hablar de determinadas cosas más íntimas que les importan y que no se atreven a compartir con los padres. El instinto de los tíos les ayudará también a notar lo que no quieren contar a nadie… 

  • Basada en el mentoring.Uno de los aspectos más interesantes dentro de este vínculo es que un tío puede ser un mentor, es decir, alguien que ayude a los niños a tener perspectivas diferentes sobre la vida, puede proporcionar información acerca de las diferentes oportunidades que puede tener según la edad que tenga. Los tíos son esos adultos cariñosos que todo niño o adolescente asumirá como segunda figura paterna mientras crece y madura. Además, también puede compartir aficiones con los niños e inspirar a los pequeños gran motivación para aprender y probar cosas nuevas junto con su tío. Los niños aprecian que su tío o tía les dé consejos y  que estén a su lado cuando los necesiten y que puedan orientarlos en cualquier momento de sus vidas, sobre todo cuando sienten conflictos internos con sus padres. 

  • Basada en la paciencia. Normalmente los tíos y las tías tienen tiempo libre para estar con sus sobrinos que los padres. No tienen responsabilidades en los momentos que se ocupan de sus sobrinos y no sufren agobios ni estrés como los padres. Además, suelen tener más paciencia para escuchar y hablar de sus problemas. Cuando los padres quieren salir un rato o tienen un compromiso ya sea de trabajo o social, no hay mejor canguro que un tío o una tía. Pueden ayudar a la conciliación familiar en los momentos más complicados. Los tíos y tías aportan a la infancia de los niños esos momentos locos y divertidos que nunca olvidarán nuestros hijos.
     
  • Basada en la diversión. Muchas veces estamos agobiados con las obligaciones del trabajo o de la familia y puede ser genial que los niños pasen una tarde con los sobrinos. Los juegos con los tíos y tías suelen ser diferentes ya que estos suelen disfrutar de las diversiones como los niños, pueden ir al cine, al museo, preparar una tarde de cine en casa con palomitas y discoteca…

Beneficios de los tíos y tías para nuestros hijos

  1. Pueden llegar a actuar como segundos padres para los niños.
  2. Pueden convertirse en educadores que contemplan la psicología de sus sobrinos.
  3. Pueden construir una relación única e íntima con sus sobrinos cuando los acompañan durante su vida, creando recuerdos y experiencias compartidas que servirán como guía para los sobrinos.
  4. Pueden sentirse los historiadores de la familia, dándoles referencias a los hijos de cómo fueron sus padres en una edad similar.
  5. Los tíos pueden jugar de forma más activa que con los abuelos, son accesibles y les ofrecen instantes distendidos, momentos de cercanía y de confidencias.

El vínculo afectivo de por vida que tienen los tíos con los padres es transmitido también hacia los hijos. Por eso, es importante que toda la familia decida apoyar esta cercanía. 

¿Y en la adolescencia?  

Los tíos, en la etapa de la adolescencia, pueden convertirse en auténticos confidentes  ante las primeras experiencias amorosas, formas de vestir, vocación profesional, complejos, conflictos… Ellos ya pasaron por todo eso y son un referente para los sobrinos que están en plena ebullición emocional, por lo que pueden tener un papel muy relevante si han mantenido un contacto frecuente para transmitir el acompañamiento en las diferentes etapas de tus sobrinos por la vida. Ellos conocen y se han adaptado al desarrollo madurativo, a los intereses y dificultades que han ido presentando a lo largo de su crecimiento. 

¿Cómo podemos ser “tíos y tías auténticos”? 

  • Con implicación en su crianza y planificando ocio divertido.
  • Disfrutando pero no consintiendo todo lo que nuestros sobrinos quieran hacer…
  • Mediante una relación natural acompañada de planes para desarrollar juntos.
  • Sacando el niño que llevamos en nuestro interior para jugar con ellos.
  • Generando un clima de confianza con nuestros sobrinos para que nos cuenten sus secretos.
  • Reconociendo su protagonismo, ellos son únicos para sus tíos.
  • Conversando desde el respeto y evitando juicios ante comportamientos conflictivos de nuestros sobrinos.
  • Estando disponibles desde la flexibilidad y el cariño.

Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com  

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!