5 consejos para facilitar el paso de Educación Infantil a Primaria

¿Cómo debe ser el paso de nuestros hijos a Primaria?

Cuando nuestros hijos terminan Educación Infantil y pasan a Primaria, aparecen importantes retos y cambios. En muchas ocasiones pensamos que ya son mayores, autónomos e independientes y están “maduros” para este paso “al cole de mayores”;  no nos damos cuenta del reto que supone para ellos un cambio tan esencial, pues es el inicio de un nuevo ciclo educativo. Mientras viven de manera emotiva el reencuentro con sus amigos “ya mayores” y comentan cómo ahora en Primaria ya van a tener que hacer exámenes.

El cambio de Infantil a Primaria es muy significativo: cambian normas, horarios, profesores, metodología y la forma de aprender pues los niños tienen ante sí asignaturas diferenciadas, que se distribuyen a lo largo de la jornada siguiendo un horario.

Es en este paso cuando se hace necesario empatizar con el niño y respetar sus sentimientos y emociones, pues algunos niños puede que no acusen demasiado los cambios pero otros quizá no estén preparados. Siguiendo a Jesús Jarque encontramos interesantes aportaciones:

Para los niños, el paso de Educación Infantil a Primaria es un cambio significativo y puede tener diferentes implicaciones:

  • Casi siempre cambian de tutor o tutora.
  • Van a tener más profesores.
  • El método de trabajo suele ser también bastante diferente.
  • Tienen nuevas asignaturas.
  • En algunos casos, también supone un cambio de edificio.
  • De todas formas, el cambio no tiene que ser vivido como algo negativo.
  • Para muchos niños y niñas es un signo evidente de que van siendo mayores y casi siempre, esto es para ellos reforzante.
  • Algunos alumnos tienen miedos, preocupaciones y ciertas dificultades para adaptarse

¿Cómo debe ser el paso de los niños a Primaria? 

El paso de Infantil a Primaria debe hacerse de manera progresiva. Los niños ya no tienen un profesor o profesora pendiente de ellos en cada momento por lo que son imprescindibles la autonomía, la iniciativa y la responsabilidad en medida de su nivel madurativo. Como padres nos inquietan los deberes, la mayor cantidad de libros, los nuevos profesores…

Desde casa podemos contribuir a fomentar esta autonomía haciendo partícipe al niño de actividades familiares, así como dándole responsabilidades y tareas acordes a su edad y capacidad.

Algunos consejos para facilitar a nuestros hijos la transición a Primaria:

  1. Pedirle al niño que cuide su ropa porque en Primaria ya no llevan baby para protegerla.
  2. Implicar al pequeño en la preparación del almuerzo diario. De esta forma aprenderá a decidir lo que quiere tomar con autonomía.
  3. Desde planificar una serie de rutinas fijadas por un horario que les ayude a adaptarse a los horarios que se encontrarán en Primaria.

Es importante recordar que la Educación Infantil en nuestro país no es una etapa obligatoria, y aunque la mayoría de las familias opten por llevar a sus hijos al colegio a partir de los tres años, puede haber casos de niños que comiencen Primaria sin haber asistido antes al cole por lo que alcomenzar Primaria los profesores hacen una evaluación para conocer el nivel que tiene cada alumno y adaptar su metodología de trabajo a las necesidades particulares que se vayan encontrando. 

Pautas para ayudar en el paso a Primaria desde el entorno familiar

  1. Los juegos de mesa son enormes aliados para apoyar a los niños en la mejora de su atención, además durante las partidas trabajaremos normas para la convivencia y la mejora de sus habilidades sociales.

  2. Libros de sus temas preferidos, con ilustraciones u textos no excesivamente largos nos ayudarán a esa motivación por la lectura que tanto cuesta.

  3. Empezar a hacerse la cama, desayunar sin mancharse… son algunos de los hábitos que servirán para trabajar a la autonomía personal.

  4. Anotar en su agenda todas las indicaciones del tutor/a. La Primaria implica una mayor responsabilidad en el aula y nosotros podemos recordárselo en casa.

  5. La coordinación y compenetración familia-tutor/a se hace imprescindible para que nuestros hijos se sientan felices y adaptados a este nuevo momento.

Es importante que recordemos que todo depende de cómo nos adaptemos nosotros los padres a los cambios. Si los vivimos de manera normalizada nuestros hijos también lo verán así porque somos sus referentes a seguir.

Ana Roa, pedagoga y psicopedagoga
www.roaeducacion.com
roaeducacion.wordpress.com
 

Premios Bayard Fomento de la lectura

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!