Proverbios chinos para educar a tus hijos en valores

Filosofía china sobre el aprendizaje y la enseñanza

 Los refranes no son solo patrimonio de la cultura occidental, la filosofía oriental está llena de frases llenas de sabiduría que invitan a la reflexión. De hecho, el libro Tao Te Ching de Lao Tse, es uno de los libros más antiguos que existen y que está lleno de estas frasese ideas que son consideradas por muchos como una guía para la vida. 

Si quieres conocer un poco más sobre estas reflexiones, hemos reunido un listado de proverbios chinos para educar a tus hijos en valores y enseñarles a ser mejores personas. 

Los más bellos proverbios chinos para educar a tus hijos

Proverbios chinos para niños

Estas frases, algunas con varios siglos de antigüedad, resumen una gran filosofía sobre la vida. Son proverbios chinos que nos ayudan a reflexionar sobre la educación de nuestros hijos. 

1. Un árbol tarda diez años en crecer, pero lleva cien años cultivar talentos.

Es un proverbio chino que podemos enseñar a nuestros hijos. Los niños han de saber que el aprendizajelleva su tiempo.

2. Jade requiere pulido para convertirse en una gema

Para poder alcanzar su potencial y ser la mejor versión de uno mismo, es necesario estudiar y aprender.

3. Dale un pez y le alimentarás solo un día. Enseña a pescar y se librará del hambre durante toda la vida.

Es un excelente proverbio chino que nos invita a reflexionar sobre la sobreprotección que ejercemos muchos padres sobre nuestros hijos. Debemos enseñar a nuestros hijos a estudiar y a aprender, y no hacerlo por ellos. 

4. Los padres son responsables de la educación de sus hijos.

Cuando un niño es desagradable con otros niños, es desobediente, maleducado o malhumorado, debemos reclamar su actitud a los padres y no al niño, quien no es más que el reflejo de lo que ve y aprende.

5. Los maestros estrictos tienen estudiantes exitosos.

Hay maestros duros, exigentes y perfeccionistas. Son aquellos que demandan de nosotros lo mejor y, aunque el camino sea difícil, son los que lograrán que lo hagamos lo mejor posible.

6. Las oportunidades no suceden solas, tú las creas.

Es importante enseñar a nuestros hijos a trabajar por conseguir aquello que desean, sentarse a esperar que sucedan las cosas buenas, no es una buena opción.

7. En un grupo de tres personas, siempre habrá una persona de la que pueda aprender.

Los niños son como esponjas, aprenden todo y de todos, es importante que esta actitud perviva con los años y puedan extraer buenos aprendizajes de las personas que se van encontrando por el camino. 

8. Las grandes almas tienen voluntades, las débiles solo deseos.

Soñares importante, pero también lo es luchar por lograr esos sueños. Este proverbio chino nos puede ayudar a empujar a nuestros hijos a tener tesón y constancia a la hora de conseguir sus objetivos.

9. Si no quieres que se sepa, no lo hagas.

Los niños no valoran en ocasiones el impacto que tiene una mala acción, una mentira o un desagravio a alguien. Por lo tanto, los padres hemos de enseñarles cuáles son los límites entre las buenas acciones y las malas para evitar en todo momento éstas últimas.

10. El maestro enseña el oficio, pero la perfección de la habilidad del aprendiz depende de sus propios esfuerzos.

El aprendizaje es importante, pero poner en práctica lo aprendido y trabajar siempre por mejorar, lo es aun más.

11. Escucho y olvido, veo y recuerdo, hago y entiendo

Para aprender bien algo, la práctica es esencial. 

12. Antes de ser un dragón, hay que sufrir como una hormiga

Hay que empezar por abajo para ir adquirindo experiencia, para aprender y, cuando se esté preparado, poder avanzar y mejorar en aquello que se emprenda.

13. El que hace el bien de los demás, hace el suyo.

Este proverbio chino es perfecto para educar a nuestros hijos ya que enseña a ser bondadoso con los demás.

14. No presumas cuando inicies tu camino, presume cuando regreses.

Enseña a los niños a no ser presumidos, más aun cuando no hay motivo para ello. 

15. De las nubes más negras, cae el agua más limpia y pura

Incluso de aquello que resulta una mala experiencia, podemos obtener algo positivo.

16. Darle a un hijo una habilidad, es mejor que darle mil piezas de oro.

Es un proverbo similar al número 3. Es mucho más efectivo y les servirá más en la vida, si a nuestros hijos les damos enseñanzas, aprendizaje y habilidades. 

17. No pasa nada si vas despacio, pero no te detengas.

Cada persona aprende a su ritmo, lo importante es realizar ese aprendizaje.

18. Presta tanta atención a tu interior, como la que prestas a tu imagen.

El exterior de una persona es solo fachada, no debemos olvidar que lo que cuenta es lo que hay detrás de ella.

 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!