Las primeras vocalizaciones del bebé

El lenguaje del bebé a partir de los cuatro meses

A partir de los 4 meses, tu bebé se adentra en un nuevo lenguaje: las vocalizaciones. Es una etapa enternecedora y llena de interrogantes para vosotros, los padres. ¿Pero qué pretende decirte? Aprende a descifrarlo.

Primeros balbuceos 

Lo que te dice a los 4 o 5 meses

Tu bebé empieza a emitir sus primeras vocalizaciones. Te dice “ajajaja” en todos los tonos. Como buen aprendiz de lingüista, experimenta, compara los graves y los agudos, pasa de los chillidos a los murmullos… se entrena.

Lo que demuestra… que acaba de realizar dos grandes conquistas: el control de la laringe y el de la respiración. Gracias a ello, puede modular los sonidos y variar la intensidad del flujo de aire que expulsa. De ahí que emita sonidos tan ricos y variados.

Lo que oye a los 4 o 5 meses

¡Victoria, reconoce su nombre! Y cuando oye una frase en la que se hace una pausa en un lugar inapropiado, el bebé muestra su sorpresa. Prefiere una frase con un ritmo normal. Si hablamos de un perrito negro que muerde un hueso, no hay que pararse entre “perro” y “negro”…

Lo que demuestra… que siente mucho apego por la estructura prosódica (el ritmo, el tono…) de la frase. Gracias a las entonaciones y la melodía global de un discurso logra detectar las rarezas. Es como si intuyera dónde deben producirse los cortes. ¿Será que tu pequeño genio tiene un sentido innato de la gramática?

Como contestarle

¿Tu hijo vocaliza? ¡Vocaliza tú también! Retomando el sonido que emite, imitándole, le haces tomar conciencia de lo que está haciendo: nada menos que entrar en el universo del leguaje.

Espera a que termine de “hablar” para responderle. Así, como quien no quiere la cosa, estableces las reglas fundamentales de la comunicación verbal: la escucha mutua, las idas y venidas entre los protagonistas de una conversación.

Y dado que es muy sensible a las entonaciones y a las melodías, varía todo lo posible: utiliza una voz dulce y mimosa, susúrrale con ternura, o di con voz firme “tómate el biberón”.

 “Háblale con esa voz melodiosa que las madres utilizan de forma inconsciente con su bebé: ¡le encanta!”.


Isabelle Gravillon con Pierre Hallé, profesor de investigación del CNRS y Marie-Josèphe Rancon, ortofonista

 © Enfant Magazine

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!