¿Es bueno coger en brazos al bebé cuando llora?

Acunar al bebé es decirle 'Te quiero'

Tu bebé llora y no sabes si cogerlo en brazos para no convertirlo en un niño caprichoso. Sin embargo, acunar a tu pequeño es bueno para él… ¡y para ti también!

Sigue tu instinto materno porque, además, numerosos estudios han demostrado que cuanto más se coge en brazos a un bebé cuando llora, menos llorará en los meses sucesivos.

Durante nueve meses vivió a un solo ritmo: el tuyo. Nada de ti le era ajeno: ni el más pequeño de tus desplazamientos, ni los latidos de tu corazón… Al acunarlo, lo ayudas a aterrizar suavemente sobre nuestro planeta “inmóvil”, recreas en cierto modo esos momentos en los que él y tú eráis uno solo. Para que se desarrolle de manera armoniosa, tu bebé necesita sobre todo seguridad afectiva. El balanceo es una prueba intangible del amor que le profesas.

Por lo demás, tu pequeño ya es un ser humano de pleno derecho y su llanto tiene sin duda una explicación. Puede tener hambre o sueño. También puede estar angustiado o sentirse solo. Para calmar su pena, el mejor remedio es acunarlo. Al entrar en contacto con tu cuerpo, se relajará enseguida y se calmará. No hay nada como una caricia para favorecer el sueño.

No dudes en añadir palabras y gestos: cántale y baila. Las nanas existen desde que el mundo es mundo y han dormido a miles de bebés.

Acunarlo también sirve para calmarte a ti

¡Qué estresante es para una madre oír llorar a su bebé sin lograr apaciguarlo! Sal de paseo: el movimiento del cochecito suele ser eficaz. O, si no, coloca al pequeño contra tu cuerpo, en el portabebés: él se sentirá seguro y tú podrás seguir con tus ocupaciones.

© Enfant Magazine

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Llorar es bueno para los bebés

    Llorar es bueno para los bebés

  • Mi bebé no para de llorar

    Mi bebé no para de llorar

  • Cinco reglas de oro para calmar su llanto

    Cinco reglas de oro para calmar su llanto

  • Por qué llora un bebé

    Por qué llora un bebé

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!