Cómo limpiar los oídos del bebé

Limpiar los oídos del bebé es una tarea con unas condiciones muy simples: agua, jabón y limitarse al pabellón auditivo.

Afortunadamente los cuidados para esta parte del cuerpo del bebé no difieren mucho de los de un adulto. Incluso menos: los oídos de un recién nacido apenas toman contacto con sustancias como el polvo o el sudor, por lo que difícilmente pueden ensuciarse, a no ser que la lleve hasta allí él mismo a por medio de las manos. El cerumen por otra parte tiene su propia función, y es que protege el oído del polvo, la suciedad ambiental y pequeños insectos.

Por lo demás, son válidos los mismos consejos que se dan para la limpieza de los oídos en los adultos: lavar esta parte normalmente, con agua y jabón durante el baño y, en este momento y al secarla, limitarse al pabellón auditivo, sin entrar en el oído, ya se haga con una toalla o bastoncillo. Si se ve cerumen en la entrada del oído no debemos probar a llegar a ella con una limpieza “más profunda”, pues podríamos provocar el efecto contrario y empujarlo hacia el interior formando un tapón. Para retirarla se puede aplicar un poco de aceite (una gota) para tratar de ablandarla y que se desplace antes hacia fuera. Las únicas diferencia son que no hace falta limpiar los oídos del bebé diariamente y, lógicamente, la dificultad de asear una zona tan pequeña con la complicación de que el niño probablemente se resistirá a nuestra tarea.

El color del cerumen debe ser amarillo o “tostado”: si ves que el color es muy oscuro y el cerumen espeso, deberás llevar al niño al pediatra porque podría tener un tapón o infección. Igualmente habrás de hacer si adviertes que el bebé se ha introducido algún objeto en el oído, y nunca intentar retirárselo en casa, pues podrías empujarlo más aún.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

  • Corte de pelo bebe

    El primer corte de pelo del bebé

  • Andar descalzo bebe

    Ir descalzo es bueno para aprender a caminar

  • Seguridad bebe

    Trucos de madre: la seguridad de tu bebé

  • Decir no bebe

    Aprende a decirle no a tu bebé

  • Crisis 8 meses

    3 trucos para llevar mejor la crisis de los 8 meses

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!