12 poemas cortos de Antonio Machado para niños

Poesía de grandes autores para pequeños lectores

 Antonio Machado es uno de los grandes autores de la literatura española y, ha pasado a la historia dentro del grupo conocido como la Generación de 98. Escribió algunos textos en prosa y obras de teatro junto con su hermano Manuel, sin embargo, su fama se basa en sus escritos poéticos.

En su obra, Machado expresa su amor por su pueblo y expresa sus ideas y principios en bellos versos de lenguaje claro y transparente. En conmishijos.com hemos recogido algunos de estos poemas cortos de Antonio Machado para que puedas leer con tus hijos y acercarles al maravilloso mundo de la poesía.

Las más bellas poesías de Antonio Machado para niños

Poemas cortos de Antonio Machado

Antonio Machado nació en Sevilla pero vivió en Madrid, en París, en Baeza y en la pequeña localidad francesa de Colloure, donde se exilió durante la Guerra Civil española. Conoció a Rubén Darío y Juan Ramón Jiménez, a quien dedicó uno de sus poemas. De entre sus "Soledades, galerías y otros poemas", "Campos de castilla" y "Poesías completas", hemos escogido estos bellos poemas de Machado para que leas con tus hijos.

1. Poesía infantil: Las moscas

Poemas de Antonio machado para niños

Vosotras, las familiares,
inevitables golosas,
vosotras, moscas vulgares,
me evocáis todas las cosas.

¡Oh, viejas moscas voraces
como abejas en abril,
viejas moscas pertinaces
sobre mi calva infantil!

¡Moscas del primer hastío
en el salón familiar,
las claras tardes de estío
en que yo empecé a soñar!

Y en la aborrecida escuela,
raudas moscas divertidas,
perseguidas
por amor de lo que vuela,

—que todo es volar—, sonoras
rebotando en los cristales
en los días otoñales...
Moscas de todas las horas,

de infancia y adolescencia,
de mi juventud dorada;
de esta segunda inocencia,
que da en no creer en nada,

de siempre... Moscas vulgares,
que de puro familiares
no tendréis digno cantor:
yo sé que os habéis posado

sobre el juguete encantado,
sobre el librote cerrado,
sobre la carta de amor,
sobre los párpados yertos
de los muertos.

Inevitables golosas,
que ni labráis como abejas,
ni brilláis cual mariposas;
pequeñitas, revoltosas,
vosotras, amigas viejas,
me evocáis todas las cosas.

2. El ojo que ves

El ojo que ves no es
ojo porque tu los veas,
es ojo porque te ve.

 

3. La plaza tiene una torre

Poemas de Machado para niños

La plaza tiene una torre,
La torre tiene un balcón,
el balcón tiene una dama,
la dama una blanca flor.

Ha pasado un caballero
- ¡quién saber por qué pasó! -
y se ha llevado la plaza,
con su torre y su balcón,
con su balcón y su dama,
su dama y su blanca flor.

 

4. Para tu ventana

Para tu ventana
un ramo de rosas me dio la mañana.

Por un laberinto, de calle en calleja, 
buscando, he corrido, tu casa y tu reja.

Y en un laberinto me encuentro perdido
en esta mañana de mayo florido.

¡Dime dónde estás!
Vueltas y revueltas, 
ya no puedo más.

5. Sobre el olivar

poemas de machado

Sobre el olivar,
se vio a la lechuza
volar y volar.
Campo, campo, campo.

Entre los olivos,
los cortijos blancos.
Y la encina negra,
a medio camino
de Úbeda a Baeza.

Sobre el olivar,
se vio a la lechuza
volar y volar.

A Santa María
un ramito verde
volando traía.

¡Campo de Baeza,
soñaré contigo
cuando no te vea!

Por un ventanal,
entró la lechuza
en la catedral.

San Cristobalón
la quiso espantar,
al ver que bebía
del velón de aceite
de Santa María.

La Virgen habló:
-Déjala que beba,
San Cristobalón.

6. Pegasos, lindos pegasos

Poesías infamtiles de Antonio Machado

Pegasos, lindos pegasos,
caballitos de madera…

Yo conocí siendo niño,
la alegría de dar vueltas
sobre un corcel colorado,
en una noche de fiesta.

En el aire polvoriento
chispeaban las candelas,
y la noche azul ardía
toda sembrada de estrellas.

¡Alegrías infantiles
que cuestan una moneda
de cobre, lindos pegasos,
caballitos de madera!

7. Despacito y buena letra

Despacito y buena letra:
el hacer las cosas bien
Importa más que el hacerlas.

 

8. Si vino la primavera

Si vino la primavera
volad a las flores, como las abejas;
volad a las flores, niños;
no chupéis la cera.

 

9. A una japonesa

poesía de Antonio Machado

A una japonesa
le dijo Sokán:
con la blanca luna,
te abanicarás,
con la blanca luna,
a orillas del mar.

 

10. Desde Sevilla a Sanlúcar

Desde Sevilla a Sanlúcar
desde Sanlúcar a la mar,
en una barca de plata
con los remos de coral
donde vayas, marinero,
contigo me has de llevar.

 

11. Abril galán

Mientras danzáis en corro,
niñas cantad: "Ya están
los prados verdes,
ya vino abril galán."

A la orilla del río,
por el negro encinar,
sus abarcas de plata
hemos visto brillar.

Mientras danzáis en corro,
niñas cantad: "Ya están
los prados verdes,
ya vino abril galán."

12. Para dialogar

Para dialogar,
preguntad primero: 
después... escuchad.

 

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!