¿Consientes demasiado a tus hijos?

Los niños necesitan sentirse queridos y cuidados por sus padres para tener desarrollo emocional sano. Sin embargo, si se les consiente en exceso, se le puede perjudicar más que beneficiar. Muchas veces tratamos de ser comprensivos con nuestros hijos, pero es posible que estemos cometiendo el error de malcriarles. Además, consentir demasiado a nuestros hijos, refleja una actitud egoísta por parte de los padres. 

Algunas características de los niños consentidos o malcriados

  • Sus padres le solucionan todos los problemas a los que debe enfrentarse.
  • Se niega a realizar tareas que es perfectamente capaz de realizar porque quiere que sus padres u otros adultos las realicen por él.
  • No suelen tener buenos hábitos de higiene y cuidado de sus cosas.
  • No respetan los límites ni la autoridad establecidos en el colegio y en casa, siempre quieren salirse con la suya.
  • No respetan los horarios que establecemos para ellos: quieren comer a deshoras, irse a dormir cuando quieran... 

¿Identificas a tus hijos en estas características? ¿Crees que le estásn consintiendo demasiado? Compruébalo respondiendo a este sencillo test.

 

 

Pregunta (1/5)

Si tu hijo/a no quiere la comida que le pones en el plato, ¿cómo reaccionas?

Responder

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!