Predisposición genética de los niños a padecer cáncer

Muchos padres se preguntan si el cáncer se hereda

En algunas ocasiones la primera alteración en un gen crítico puede ser transmitida por los padres y estar presente desde el mismo momento de la concepción. Esta anomalía va a transmitirse a todas las células del feto y daría lugar a un individuo con un riesgo mayor.

Cuando existe esta predisposición genética, la edad de aparición de los tumores suele ser muy precoz, se da por debajo de los 40-45 años, en entornos familiares donde la incidencia de cáncer es alta, encontrándose personas de varias generaciones, con parentesco muy próximo, afectadas de tumores.

Predisposición genética de los niños a padecer cáncer

¿Los niños pueden heredar el cáncer?

La multicentricidad tumoral (aparición simultánea de varios focos del tumor en el mismo órgano) o bilateralidad tumoral (aparición del tumor en ambos órganos dobles) obedecen, habitualmente, a una alteración molecular heredada.

Se conocen diversos genes que, cuando se heredan ya alterados, conllevan una predisposición para desarrollar un determinado tipo de cáncer. Está demostrado que las alteraciones de los genes BRCA1 y BRCA2 implican una mayor predisposición al desarrollo de cáncer de mama y/o ovario.

Análogamente, alteraciones en los genes MLH1 y MSH2 predisponen al cáncer de colon no asociado a la formación de pólipos. Asimismo, alteraciones heredadas en los genes APC, RET y p53 conllevan una más alta probabilidad de desarrollo de cáncer de colon hereditario polipósico, cáncer medular de tiroides y síndrome de Li-Fraumeni respectivamente.

No obstante, el número de tumores desarrollado por predisposición genética es minoritario, entre el 5 y el 10%. La mayoría de los tumores son debidos a alteraciones no hereditarias que tienen lugar en un momento concreto y en una célula particular.

Cómo diagnosticar una predisposición a padecer cáncer

Ante una sospecha de susceptibilidad genética al cáncer es preciso ponerse en contacto con un centro que ofrezca consejo genético. En caso de familias con varios antecedentes de cáncer es muy conveniente llevar a cabo un estudio de la propensión genética al cáncer entre los familiares y parientes.

A éstos se les realizará una simple extracción de sangre y tras detallados análisis de la muestra extraída, se determinará la existencia o no de alteraciones genéticas.

Los resultados del estudio genético contribuyen a un tratamiento más personalizado para el paciente que haya desarrollado la enfermedad y al establecimiento de unas pautas preventivas para el portador y sus descendientes.

Dra. Josefa Salgado Garrido. CUN

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

  • Diabetes en niños y adolescentes

    Diabetes en niños y adolescentes

  • Trastornos del sueño en los niños

    Trastornos del sueño en los niños

  • Fiebre en los niños

    Fiebre en los niños

  • Obesidad infantil y sobrepeso en los niños

    Obesidad infantil y sobrepeso en los niños

  • Estudio y tratamiento del cáncer de mama

    Estudio y tratamiento del cáncer de mama

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!