Estudio y tratamiento del cáncer de mama

Cómo se trata el cáncer de mama y cuál es su efectividad

El tratamiento del cáncer de mama resulta indispensable para combatir esta enfermedad, por eso conviene conocer sus diferentes fases y efectividad.

El cáncer de mama se inicia con cambios celulares (hiperplasia) en una capa de los conductos y de los lobulillos mamarios. Si estas alteraciones permanecen, al cabo de los años progresarán a un proceso de malignización celular, afectando posteriormente al tejido de la mama.

Cáncer de mama 

Cómo se trata el cáncer de mama

La proliferación de las células malignas dentro de la mama avanza, siguiendo el trayecto de los vasos sanguíneos y linfáticos hasta la piel. También por los vasos linfáticos llegan a los nódulos linfáticos o ganglios y por los vasos sanguíneos a diferentes órganos donde proliferan (metástasis). Los ganglios más frecuentemente afectados son los axilares, mamaria interna, y supraclaviculares. Los órganos que más frecuentemente se afectan por metástasis de cáncer de mama son el hueso, hígado y pulmón.

En la actualidad el tratamiento del cáncer de mama es multidisciplinar, utilizando tratamientos locorregionales (cirugía, radioterapia) y sistémicos (quimioterapia y hormonoterapia), según la extensión de la enfermedad.

Se aplica el tratamiento locorregional con el objetivo de erradicar la enfermedad mediante una acción directa sobre la mama y en algunos casos sobre los ganglios linfáticos cercanos, sin embargo con frecuencia existen células malignas ocultas (micrometástasis) en el momento de la cirugía que hacen recomendable utilizar también quimioterapia y/u hormonoterapia. Cuando el cáncer está diseminado se aplican fundamentalmente los tratamientos sistémicos.

Tratamiento quirúrgico de la mama: El tipo y la extensión de la cirugía de la mama depende del tamaño del cáncer. Las principales opciones de tratamiento son

- La mastectomía radical modificada, que consiste en la extirpación de todo el tejido mamario, de los ganglios de la axila con o sin extirpación del músculo pectoral menor (técnicas de Patey y Madden respectivamente).

- En la actualidad prevalecen criterios más conservadores, por lo que siempre que se puede se utiliza la cirugía conservadora. La cirugía conservadora puede ser una tumorectomía (extirpación del tumor), segmentectomía (extirpación de un segmento de la mama), cuadrantectomía (extirpación de un cuadrante de la mama) y mastectomía subcutánea (extirpación de la glándula mamaria, respetando la piel). 

- Tratamiento de radioterapia: La radioterapia es un tratamiento local que pretende conseguir la erradicación de las células malignas allí donde se aplica. Se basa en el uso de radiaciones de características electromagnéticas (rayos X y rayos Gamma) y partículas aceleradas (electrones, neutrones,etc.). El tejido sano se recupera de los efectos de la exposición a la radiación mejor que las células malignas.

En el cáncer de mama se utiliza la radioterapia externa, en la que el haz de radiación se produce en una fuente externa al cuerpo y se dirige a una zona determinada, y la radioterapia intersticial (braquiterapia o curieterapia) en la que la fuente de radiación se coloca en el interior del cáncer o en contacto con él. La dosis de tratamiento se administra en varias sesiones sin necesidad de ingreso. La radioterapia puede tener efectos indeseables como enrojecimiento y pigmentación de la piel, fibrosis e inflamación de la traquea (traqueitis), esofago (esofagitis) y pulmón (neumonitis).

- Tratamiento sistémico: se basa en la utilización de fármacos que eliminan células malignas (quimioterapia) y de fármacos que cambian el comportamiento de las hormonas que aceleran el cáncer (hormonoterapia).

- Quimioterapia: los fármacos actúan provocando la muerte celular y tienen efectos indeseables como nauseas, vómitos, estomatitis (inflamación de las mucosas), anemia, leucopenia (bajas defensas), trombopenia (pocas plaquetas), alopecia (pérdida del cabello) y otros. Los fármacos más utilizados son adriamicina (A), 5 fluorouracilo (F), metotrexate (M), ciclofosfamida (C), taxotere (T) y vinorelbine (V), que se combinan en pautas de tratamiento como CMF, CAF, TV. Otros fármacos de gran utilidad son mitoxantrone, taxol, gencitabina y capecitabina. Sus posibles efectos indeseables requieren un control de las dosis, modo y momento de administración. 

- Hormonoterapia: hay hormonas o derivados hormonales sintéticos que frenan el crecimiento de las células malignas. El más utilizado es el tamoxifeno a dosis de 20 mg al día. Sus efectos indeseables son escasos, pero puede incrementar ligeramente la incidencia de cáncer de endometrio y los fenómenos tromboembólicos. La exéresis de los ovarios que producen hormonas femeninas se considera también hormonoterapia. Otros fármacos muy utilizados en la hormonoterapia del cáncer de mama metastásico son el anastrozol, la medroxiprogesterona y el acetato de megestrol.

¿Cuál es el pronóstico del cáncer de mama?

El cáncer de mama se considera como una enfermedad sistémica por la capacidad que tiene de sembrar células malignas lejos de la mama. Su pronóstico depende de la extensión en el momento del diagnóstico: en los estadios precoces la curación es alta, pero son pocos los casos de enfermedad diseminada con supervivencias prolongadas. De ahí el interés por conseguir un diagnóstico y un tratamiento lo más temprano posible.

Suscríbete al Club Conmishijos

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!