Qué hacer si tu hijo se ha dado un golpe en la cabeza

Traumatismos craneales en la infancia: tipos, gravedad, síntomas y tratamiento

Cada año, los golpes en la cabeza en niños provocan cientos de visitas a la sala de emergencia de los hospitales. A pesar de que la mayoría no revisten gravedad, es importate que los padres sepan cuál es el protocolo a seguir, ya que algunos de estos golpes sí pueden ser potencialmente graves y provocar daños severos, desde distintos tipos de discapacidad, a la muerte. 

Por lo tanto, si tu hijo se ha hecho un chichón, una brecha o tiene una lesión, es decir, si tiene algún tipo de traumatismo craneal, conoce cómo actuar y qué medidas has de tomar tras el golpe en la cabeza.

Golpe en la cabeza en niños

Golpe en la cabeza en niños

Los golpes en la cabeza en los niños son muy frecuentes y suelen producirse principalmente por caídas, accidentes en bicicleta, traumatismos haciendo deporte, jugando con otros niños; o incluso debido a incidencias más graves como accidentes de coche, abuso infantil o caída de la cuna en bebés. 

Leer +: prevenir accidentes en niños pequeños

El traumatismo craneal en niños rara vez supone más que una lesión leve, de hecho el 90% de ellas no revisten ningún tipo de gravedad; por el contrario, el 10% son potencialmente graves, se trata de traumatismos craneales de grado 3 que pueden provocar daños mayores o incluso puede suponer la muerte. En este caso, son lesiones en las que se produce un golpe directo en el cráneo, el cerebro rebota contra la pared interior del cráneo produciendo una lesión mayor. 

Tipos de golpes en la cabeza según su gravedad

Especialistas en neurología infantil han desarrollado un sistema que puede servir de guía para niños que se han dado un golpe en la cabeza, pueden ser de tres tipos: 

  1. En los golpes de grado 1, el niño no pierde el conocimiento, pero puede experimentar dolor de cabeza, mareos, pitidos en los oídos, confusión y visión borrosa. 

  2. En los golpes de grado 2, sigue sin haber pérdida de consciencia, pero el resto de síntomas persisten durante más de 15 minutos. En este caso, el niño debe ser examinado sin demora por un médico. 

  3. En los golpes de grado 3, el niño pierde la consciencia (desde unos segundos a varias horas). Ese niño debe ser trasladado rápidamente ?en camilla y con collarín? a un servicio de urgencias. 

Tipos de lesiones craneales en la infancia

Fractura de cráneo: es una grieta o rotura en uno de los huesos del cráneo. En la mayoría de los casos, provoca solo un hematoma en la superficie del cerebro. Sin embargo, si el cráneo está hundido hacia adentro, los trozos del hueso roto presionan contra la superficie del cerebro. Esto puede requerir atención más inmediata.

Hematoma epidural: se produce cuando un fragmento de hueso atraviesa uno de los principales vasos sanguíneos del cráneo. A medida que sangra el vaso lesionado, se forma una acumulación de sangre llamada hematoma.  El hematoma se expande rápidamente y presiona el cerebro. Esto puede provocar lesiones graves e incluso la muerte. 

Hematoma subdural: es una acumulación de sangre entre las cubiertas del cerebro y su superficie. Ocurre cuando una lesión en la cabeza desgarra cualquiera de las venas que transportan la sangre desde la superficie del cerebro. Este tipo de hemorragia provoca lesiones cerebrales graves e incluso la muerte si no se diagnostica y trata de inmediato.

Hemorragias y contusiones (sangrado y hematomas del cerebro): son causadas por un golpe directo en la cabeza o indirectamente cuando la fuerza de una lesión en un lado del cráneo hace que el cerebro rebote contra el otro lado. 

Qué síntomas provocan los golpes en la cabeza

Un traumatismo craneal puede provocar distintas lesiones, según la gravedad y su ubicación. De hecho, algunas pueden provocar daños en los huesos del cuello. Los síntomas físicos suelen ser: 

  • Moretón o corte en la cabeza.
  • Una abolladura visible en el lugar del impacto.
  • Una decoloración negra y azul alrededor de los ojos o detrás de la oreja.
  • Sangre saliendo del oído
  • Líquido transparente que rezuma de la nariz 
  • Un punto blando abultado entre los huesos del cráneo (fontanela) en un bebé

Además, puede provocar otro tipo de síntomas: 

  • Pérdida del conocimiento
  • Falta de respuesta y confusión
  • Dolor de cabeza
  • Mareo, náuseas y vómitos
  • Somnolencia
  • Dificultad para caminar y falta de coordinación
  • Dificultad para hablar
  • Pérdida de memoria (amnesia)
  • Convulsiones 
  • Entumecimiento de una parte del cuerpo.

Qué hacer si mi hijo se golpea la cabeza, ¿cómo saber si es grave?

Ante la duda, y dado que el golpe en la cabeza puede provocar lesiones graves, conviene consultar con el médico para que sea evaluado, incluso si el golpe ha sido leve. De esta manera, el médico podrá valorar si requiere un examen más exhaustivo basado en el tipo de golpe, la superficie con la que se golpeó, la altura desde la que se produjo la caída, etc. 

Además, examinará al niño para comprobar su capacidad de reacción ante distintos estímulos, así como valorará el golpe en sí y la lesión que ha provocado. 

Es importante que expliques al médico todos los síntomas que ha sufrido tras la lesión: si está somnoliento, tiene vómitos, dolor de cabeza, perdió el conocimiento, etc. 

En función de la exploración, el médico puede considerar que el niño no necesita ninguna exploración médica adicional, pero probablemente te dé instrucciones para vigilar al niño durante las 24 - 48 horas siguientes para ver si tiene algún cambio significativo de actitud y comportamiento. Si esto se produjera, habrías de ir con urgencia a emergencias. 

En caso contrario, el golpe en la cabeza del niño quedará como una anécdota, y es que aunque el chichón que suele aparecer, impacta y preocupa mucho a los padres, la mayoría de golpes no revisten gravedad y el niño puede irse a casa a descansar y no requerirá de ningún tratamiento adicional. 

Nota importante: A menudo, los padres o cuidadores que vigilan a los niños en los patios de los colegios, ignoran que los daños derivados de golpes repetidos en la cabeza pueden acumularse. Incluso, un solo golpe puede producir daños cerebrales graves y hasta la muerte del niño. Cuanto menor es la edad, más peligrosos son los golpes.

Tratamiento para el traumatismo craneal en la infancia

Los golpes en la cabeza leves o de grado 1, no suelen requerir más tratamiento que el control del  niño durante las primeras 48 horas, es decir, vigilar que no se muestre somnoliento, confuso, excesivamente agitado, agresivo, mareado, etc. Es conveniente también que no practique deporte durante unos días y mantenga en la medida de lo posible un reposo relativo. Ante el dolor localizado, el médico podría recetarle un analgésico infantil.

Si el golpe en la cabeza es de mayor importancia, el niño deberá ser evaluado en urgencias y mantenerse en observación para valorar su evolución. En este caso, el tratamiento dependerá de su gravedad y ubicación. En algunos casos, será necesario el internamiento en cuidados intensivos o incluso una cirugía para drenar un hematoma o tratar una fractura.

Fuente: Harvar Medical School

Conoce las revistas para niños de Bayard

Artículos relacionados

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!