Dudas y miedos durante el embarazo

Preguntas comunes al estar embarazada

El embarazo suele ser uno de los momentos más especiales y más felices en la vida de una mujer y de su familia. Sin embargo, también es una etapa complicada a nivel emocional, comienzan a aparecer miedos y dudas sobre la capacidad de criar al bebé, de saber hacerlo bien o ser una buena madre.

dudas embarazada

Además, hay que adaptarse a los cambios físicos que provoca la gestación, así como limitar ciertas actividades diarias que hasta ahora realizabas sin dificultad.  Las mujeres que van a ser madres por primera vez tienen miedos y temores, y el motivo principal de éstos, es el desconocimiento de lo que esta por llegar. Aunque el embarazo haya sido planificado y deseado y la mayoría del tiempo de te sientas feliz, la espera a veces provoca estrés o ansiedad, así como mil y una dudas derivadas de los cambios que va  a provocar la llegada del nuevo ser.

Comienzan las dudas…

La primera sensación tanto si el embarazo ha sido buscado como si no, es la incertidumbre, seguida de felicidad y algo de temor ante lo que se avecina. Las principales dudas o miedos que asaltan a la mujer son, el miedo de que el niño no venga sano o que haya alguna complicación durante el parto. También es habitual preocuparse por lo que vendrá, por los cambios en la vida y la relación que con el nuevo miembro de la familia. Son las dudas razonables y que la mayora de las mujeres suelen tener en algún momento de la gestación.

Todos estos miedos y dudas durante el embarazo pueden verse magnificados o minimizados en breves espacios de tiempo, y esto se debe a que el cuerpo sufre una gran cantidad de cambios hormonales. Es totalmente normal encontrarse muy sensible, llorar y asustarse por cosas simples y cotidianas por las que no nos asustábamos antes.

Tengo insomnio

Durante el embarazo aumentan las necesidades de sueño, principalmente en las primeras semanas de gestación, debido al aumento de progesterona que provoca un deseo irresistible de dormir, pero algunas embarazadas sufren desde el principio noches de insomnio, no solo debido a la necesidad de orinar varias veces durante la noche sino porque presentan pesadillas y sueños extraños. La espera de un bebé provoca cierto estrés y ansiedad y puede provocar a la futura madre alteraciones en el descanso. Es conveniente hablar los miedos con la pareja, los familiares, amigos y por supuesto, con los profesionales médicos.

Tener relaciones sexuales

No existe ninguna base científica para afirmar que el sexo puede provocar la pérdida del embarazo. Se puede mantener una actividad sexual normal desde el inicio del embarazo hasta el momento que la mujer se pone de parto.

Solo en determinados casos, cuando la gestación no evolucione de manera normal, el ginecólogo le recomendará abstinencia sexual en el embarazo. Como en el caso de amenaza de aborto, amenaza de parto prematuro o cérvix incompetente.

El consumo de cafeína

No hay evidencia de que el consumo moderado de cafeína (2 ó 3 tazas al día) se relacione con la posibilidad de sufrir abortos o malformaciones en el bebé. No obstante, durante la gestación, son frecuentes las molestias digestivas (acidez, pesadez de estómago, náuseas...), sobre todo durante los tres primeros meses, debido a los cambios hormonales, y también durante los dos o tres últimos meses, como consecuencia de la presión que ejerce el bebé sobre el estómago. La cafeína aumenta la secreción de ácido clorhídrico y de pepsina en el estómago, y es por ello el café y otras bebidas que contienen cafeína no son recomendables durante el embarazo, dado el caso de molestias digestivas.

El estrés

El momento del embarazo en si mismo es de mucho estrés para algunas mujeres. Por lo que supone en su vida personal, familiar y laboral. Se pueden experimentar sentimientos de felicidad y tristeza, todo al mismo tiempo. Pero si el nivel de estrés es muy alto, pueden aparecer contracciones uterinas antes de lo previsto, tener una amenaza de parto prematuro e incluso un bebé de bajo peso, por lo que es aconsejable aprender a detectarlo y cambiar ciertas conductas.

¿Volveré a recuperara mi figura?

Durante el embarazo tu cuerpo se prepara para lo que va a venir después, el nacimiento de un bebé, por lo que tus caderas se van ensanchando progresivamente y el almacenamiento de grasa es parte de ese proceso que se prepara para el momento del parto. El miedo durante el embarazo a que el cuerpo cambie y no vuelva a su anterior forma.

El cuerpo vuelve a la normalidad, aunque sí es cierto que en algunos casos queda algún ligero cambio, pero la llegada de tu pequeño hace que todo valga la pena. Cada mujer embarazada es diferente, no hay que obsesionarse, mejor disfruta de la ocasión de ser madre. Asumir que se va a engordar y que probablemente te llevará algo más de un año recuperar tu figura es la base de la que debes partir para cuidar bien tu cuerpo. Todos los esfuerzos que hagas serán recompensados. Evita comer entre horas, sigue la dieta que te ponga tu médico y bebe mucha agua.

Tranquila porque tu figura, poco a poco, volverá a ser si no la misma, muy parecida a la que tenías antes.

El aumento de pecho

Los pechos también cambian con el embarazo, se oscurecen las areolas y los pezones, se visualizan venas azuladas y crecen varias tallas más de la habitual, una vez que se tiene al bebé y se termina con la lactancia materna, estos cambios desaparecen paulatinamente hasta apenas dejar rastro. Es posible que continúes con una talla más grande a la que tenias anteriormente. Utilizar un buen sujetador durante el embarazo, y aplicar cremas antiestrias ayudarán a mantenerlos bien cuidados.

Tengo miedo al dolor del parto

El miedo al parto y al dolor es algo común, todas conseguimos soportar el dolor, piensa en las mujeres que tienen varios hijos, si son capaces de repetir no puede ser tan malo. El cuerpo de la mujer es perfectamente  capaz de tener un hijo sin problemas. Dejarte mimar por los tuyos siempre te ayudará en ese momento.

Aplica el sentido común

Las continuas visitas a la matrona y al ginecólogo, junto con las ecografías y el resto de pruebas exploratorias, ayudaran a calmar tus miedos y preocupaciones. Realiza una vida saludable, come de manera equilibrada y beber mucha agua. Haz ejercicio regularmente y descansa cuando el cuerpo lo necesita.

Ana Tejeda. Matrona

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Duración del embarazo

    Duración del embarazo

  • La habitación del bebé

    La habitación del bebé

  • Un bebé… ¿para cuándo?

    Un bebé… ¿para cuándo?

  • Cómo preparar a mi hijo para la llegada de un hermano

    Cómo preparar a mi hijo para la llegada de un hermano

  • Diez errores comunes de los padres primerizos

    Diez errores comunes de los padres primerizos

Comentarios (1)

13 ago 2013 22:39 CATTY

HOLA ES LINDO SABER SOBRE EL EMBARAZO DE LO QUE VIENE Y LO QUE LLEGA GRACIAS