La rotura prematura de la bolsa amniótica

Cuándo puede suceder y qué consecuencias tiene

La bolsa amniótica puede romperse prematuramente antes del momento del parto. De darse (sólo ocurre en un 2% de los embarazos), suele suceder hacia el final del periodo de gestación, entre la fecha probable de parto y antes de la semana 37 de embarazo.

Síntomas de la rotura prematura de la bolsa

La rotura prematura de la bolsa amniótica no es tan evidente como lo sería en el momento teórico de “romper aguas”, es decir, que la cantidad de líquido que se pierde puede ser mucho menor, aunque se prolongue en el tiempo. Por esto, síntomas de rotura del saco amniótico prematuro son, lógicamente, la pérdida de líquido, el flujo vaginal abundante y notar una constante humedad en la ropa interior.

¿Qué consecuencias puede tener?

La peor consecuencia para el feto es que los gérmenes que están en el cuello del útero y la vagina invadan el líquido amniótico y provoquen una infección al bebé.

¿Cómo se trata?

Si esta rotura prematura se da cerca de la fecha probable de parto es posible que se induzca éste para prevenir el riesgo de infección, aunque también lo es que se recomiende esperar a que el alumbramiento se dé de forma espontánea.

Si la rotura sucede mucho antes, como podría ser antes de la semana 37, que se inicie el parto dependerá de lo avanzada que sea la madurez del feto, aunque si no hay síntomas de infección, lo más probable es que se prescriba un tratamiento farmacológico a la madre para tratar de retrasar el parto todo lo posible y dar así más tiempo al feto para que madure.

Suscríbete al Club Conmishijos

Herramientas de Embarazo

Artículos relacionados

  • Romper aguas durante el embarazo

    Romper aguas durante el embarazo

  • Romper aguas de forma prematura

    Romper aguas de forma prematura

  • Líquido amniótico

  • Síntomas y signos de que el parto ha comenzado

    Síntomas y signos de que el parto ha comenzado

Comentarios

¡Sé el primero en comentar!